Consejos para viajar con niños sin perder el juicio

¿A dónde vamos? ¿Ya vamos a llegar? ¡Tengo Hambre! ¡Tengo que ir al baño! Son algunas frases que escuchamos cuando salimos de viaje con los niños, independiente de la distancia o duración del viaje.

Lo primordial es disfrutar del viaje y tomar una actitud positiva. Para esto tendrá que programarse en Modo Vacaciones. Todo hace parte del paseo, la varada, el mareo y los trancones. Así que prográmese para afrontar  todas las adversidades.

Viajar con los niños no es una tarea sencilla, más cuando los trayectos se alargan por efecto del tráfico, una falla mecánica o un accidente. Sin duda tendrá que recurrir a algunas estrategias para mantener a los niños controlados, tranquilos y evitar tensiones al volante a quien está conduciendo.  Siga los consejos para viajar con niños sin perder el juicio que viene a continuación.

Seguridad

seguridad

La seguridad siempre debe ser lo primero, sin importar si el viaje es corto o largo. Antes de ponerse en marcha, hay que asegurarse de que se utiliza un sistema de retención infantil adecuado para la estatura, edad y el peso de los niños.

Muy importante instalar la silla, antes de acomodar los niños y de ser posible, siempre en el asiento trasero central, que es el más seguro. Los niños menores de 10 años no deben ir en el asiento delantero.

A partir de esa edad, podrán utilizar el cinturón de seguridad de los adultos, siempre que su estatura lo permita. Los niños que tengan menos de 10 años deben ir en una silla de retención infantil adecuada para su edad y peso.

Entretenimiento

mercedes-benz-gle250d-26

Es importante  mantener los niños entretenidos con sus juguetes o música favorita, otra buena opción es utilizar tablet, IPod o algún elemento tecnológico que le permita mantenerlos distraídos. Si la familia tiene uno de los vehículos equipados con sistemas de entretenimiento con pantallas de video, la misión del entretenimiento se hace mucho más fácil.

Organizar juegos, contar cuentos o llevar cuadernos de dibujo son algunas de las posibilidades que tenemos a nuestro alcance para hacer más llevadero el viaje.

Hora de llegada

hora

La carrera contra el tiempo no es recomendable, menos cuando se viaja con los niños. Hay que planificar las paradas con mayor frecuencia para estirar las piernas, ir al baño y para romper con la rutina del viaje.

Además, si transita durante el día puede llevar unas cortinillas en las ventanas traseras para protegerlos del sol. Si llevan su muñeco o dibujo animado favorito puede ser ideal para que ellos se sientan  mejor.

Viajar en la noche

conducir-noche-1-620x264

Si el viaje es bastante largo o de muchas horas, podría tomar la opción de viajar en la noche. De esta forma, los niños pasaran buena parte del trayecto durmiendo y el viaje se puede tornar menos pesado para ellos. Cuando se den cuenta prácticamente habrán llegado.

Trate de que viajen de forma cómoda, con almohadas para el cuello y tengan la temperatura adecuada y tenga en cuenta las recomendaciones que debe tomar para viajar en la noche.

Asimismo, es imperativo para el conductor, mantener la atención en la carretera cuando se está al volante ya que las distracciones son una de las principales causas de accidentes en las carreteras y que se pueden ver incrementadas cuando viajamos con niños.

Por ello es muy recomendable que el copiloto sea quien se encargue de los menores y, en caso de viajar solos, que éstos puedan tener juguetes, comida y agua a mano para distraerse e hidratarse.

Realice la planeación del viaje, las paradas técnicas y de esparcimiento para hacer del viaje un paseo y siga los consejos que tenemos para viajar con los niños sin perder el juicio.

Entradas relacionadas

Comentar