Consejos para el repintado automotriz

Las razones para tener que realizar un trabajo de pintura de la carrocería pueden ser diferentes: rayones profundos, accidentes leves, agentes externos (clima, resina de árbol, excremento de aves, etc.) o simplemente el paso del tiempo que también puede afectarla.

Para realizar el trabajo de pintura podemos optar por realizarlo en el concesionario, un taller multimarca o un taller de patio o de garaje. Como siempre podemos obtener diferentes resultados dependiendo de la experiencia del técnico.

Dónde realizar el trabajo

cabina-pintura

No vamos a tomar partido en cual es mejor, solo vamos a dejarles algunas situaciones de taller que le pueden ayudar a tomar la decisión. En años de trabajo que tuve en la aseguradora pude observar el trabajo de cualquiera de las opciones planteadas para hacer un trabajo de pintura con diferentes resultados.

Concesionario

El fabricante del vehículo recomienda que cualquier intervención mecánica, eléctrica, de carrocería o de cualquier índole se realice en sus talleres certificados, porque cuenta con la herramienta más idónea,  con personal capacitado y certificado por la marca, y con las instalaciones más adecuadas para atender los vehículos de su marca.

Todo esto es posible siempre y cuando el taller lleve unos procesos de calidad en su taller y realice mantenimiento a sus equipos y herramientas.

Para el área de pintura los concesionarios y talleres certificados cuentan con un área de alistamiento de pintura con sistemas de extracción de partículas para realizar trabajos de lijado y preparación de la pieza para pintura  en sus diferentes fases (base y acabado), sistemas de lijado rotorbital y  también cuentan con cabinas para el secado de la pintura por polimerización con temperatura controlada, pistolas de chorro de aire para secado de pinturas base de agua, entre otras herramientas.

Todo esto al servicio de la reparación en pintura para su vehículo, además un laboratorio de pintura para hallar el color, algunos con sistemas electrónicos que garantizan una colorimetría precisa.

Las desventajas pueden ser muchas, un mantenimiento inadecuado de todas estas herramientas, técnicas inadecuadas de los pintores, procesos que van en contravía de las recomendaciones técnicas por parte de técnicos que se acostumbran a trabajar de la forma más fácil sin hacer uso de las tecnologías o con la aplicación inadecuada de estas, no todo puede ser perfecto.

Taller multimarca

Son talleres que cuentan en un gran porcentaje con todo lo que puede ofrecer un concesionario, en cuanto a herramientas y personal técnico y capacitado.

La desventaja del taller multimarca es precisamente el hecho de que trabaje con diferentes marcas. En el caso que llegue una marca que no atienden constantemente  pueden cometer errores, sobre todo en la aplicación de las tecnologías de pintura, puede que solo trabajen con poliéster y el carro que llegue tenga poliuretano, base de agua o un acabado tricapa donde puede tener problemas para dar el acabado final o para la distribución de la pintura.

Taller de garaje

En estos talleres solo contamos con la experticia técnica del pintor, su experiencia trabajando en algunas marcas y el trabajo diario y constante, ya que muchos por economía recurrimos a ellos. No cuentan en todos los casos con la herramienta adecuada, los materiales ni el espacio. Por lo general presentan defectos de contaminación y brillo, algunas veces logran el resultado con gran éxito, pero no aplica para todos los vehículos, mas hoy en día que existen acabados metalizados, perlados y tricapa.

Si el trabajo de repintado se hizo correctamente el resultado dejará al auto prácticamente como si fuera nuevo. Tenga en cuenta el tipo de pintura y acabado que tiene su vehículo, para que se aplique la misma pintura y acabado. Para seleccionar el taller tenga en cuenta la experiencia y el control de calidad.

Tenga en cuenta los tiempos de trabajo para su reparación en pintura, si recibe el auto con la pintura fresca lo más seguro es que van a salir defectos. Dentro del trabajo de pintura se debe realizar el pulido de la pintura (polichada) para lograr nivelación de pintura con las áreas adyacentes. Si su vehículo es blanco, rojo o de algún color claro, es prudente que realice un trabajo de desmanchado para que el color quede parejo.

Control de calidad

Nunca reciba un auto de reparación de pintura a ojo cerrado, revíselo con buena iluminación, compare los colores a la luz del sol y en la noche. Con la luz artificial de la noche salen a relucir las diferencias en el tono del color.

Tenga en cuenta las piezas aledañas para lograr una nivelación de color en conjunto (frontal, posterior, laterales), y de ser necesario realice un difuminado de las piezas coexistentes para lograr uniformidad en el color del conjunto.

Mire el auto utilizando la teoría del péndulo. Ubíquese en las aristas del vehículo a 45 grados, doble las rodillas e incline su cuerpo, mueva su torso como un péndulo hacia la izquierda y la derecha para observar las líneas y posibles defectos en la pintura.  Repita la operación en cada arista o equina del vehículo.

Pase la mano izquierda por la pieza pintada, la textura debe ser suave y terso. Con la mano izquierda  (o derecha si es zurdo) es más fácil percibir los defectos y deformaciones, ya que la mano que más utilizamos tiene una memoria táctil, de tanto uso se reduce la percepción ¿han observado esta operación en los pintores cuando están evaluando el trabajo antes de empezar?

 

Entradas relacionadas

Comentar