Consejos para cuidar a fondo el motor

El motor es una pieza indispensable del vehículo, es quien provee el movimiento. Por lo tanto mantenerlo en buenas condiciones prolonga la vida del mismo.

¿Cómo hacer para cuidar de forma adecuada el motor? siga estos consejos para el cuidado del motor que le garantizarán un funcionamiento óptimo y una vida útil mucho más amplia.

1.   Cambie el aceite regularmente

El punto más importante es la lubricación, para cuidar el motor es necesario cambiar el aceite en el tiempo recomendado.

Éste permite que partes vitales del motor se mantengan bien lubricadas permitiendo que no se desgasten y no se sobrecalienten. Sin él, un motor puede dejar de funcionar y si el cambio se realiza en periodos muy largos, con el tiempo se puede generar un daño mayor.

Otro aspecto importante es cambiar el filtro al mismo tiempo que se cambia el aceite. Es importante ya que se encarga de mantener libre de impurezas y partículas que pueden circular por el motor.

Aceite y filtro nuevo harán que su auto tenga un mejor desempeño y funcione de una forma más suave.

2.   Revise las fugas

Revisar las fugas, no se requiere ser un experto para notar goteo de alguno de los fluidos, son fáciles de detectar por el olor o porque esta la marca en el piso del garaje. Las filtraciones más frecuentes son las del refrigerante y el aceite de motor.

La presión y la temperatura del medio ambiente pueden afectar las mangueras y plásticos del motor. Por esto es fácil que una manguera se agriete por los diferentes cambios de temperatura. Si observa que las mangueras están viejas o agrietadas, puede ser posible que los líquidos se filtren por estas ranuras. Algunos son imperceptibles que se pueden evaporar con la temperatura y no se pueden advertir oportunamente.

Asimismo revise los sellos o uniones de los tubos con partes metálicas o silicón, con el tiempo también pueden acabarse y permitir que haya filtraciones.

3.   Reemplace el filtro de combustible

El filtro de combustible protege el motor de los sedimentos y partículas que trae este mismo. El filtro de combustible atrapa partículas y restos que vienen tanto en diesel como gasolina.

El filtro nuevo evita que se acumulen o se formen residuos en el motor y pueda trabajar de forma apropiada, quemando con mayor facilidad el combustible.

4. Motor aspirado

Los motores aspirados  se alimentan del aire del medio ambiente, diferente a los que son sobrealimentados (con Turbo), así que se necesita un flujo constante de aire para su funcionamiento y de nosotros depende la calidad del aire que entra al motor para su funcionamiento.

El filtro del aire del motor se asegura de que el aire que ingresa al motor este completamente limpio, éste retiene insectos, partículas de polvo y demás contaminantes que pueden ingresar al motor.

Por este motivo se debe cambiar el filtro de forma regular, como lo recomienda el fabricante,aproximadamente cada 10.000 kilómetros. En un modo de trabajo más fuerte, por vías carreteables o empolvadas se recomienda cambiarlo mucho antes e incluso cada 5.000 kilómetros.

Si no se cambia en los periodos recomendados es posible que su motor trabaje más, consuma más gasolina y su periodo de  vida se reduzca.

5.   Cambiar las bujías y cables

Los cables que corren desde la bobina conducen la electricidad hacia las bujías, las cuales generan una chispa que enciende la mezcla de aire y gasolina en la cámara de combustión. Si los cables están muy viejos o muy usados su auto no prenderá o le costará mucho hacerlo.

Cuando cambia las bujías y los cables le permiten que la corriente eléctrica se transmita sin problema. Los debe cambiar según señale el manual de usuario con base en los kilómetros recorridos.

6.   El sistema de refrigeración del motor

El sistema de refrigeración está conformado por: el radiador, termostato, bomba y refrigerante. La única forma de evitar que el motor se recaliente es cuidar que el líquido anticongelante esté circulando a través del motor.

El refrigerante va a través del motor cuando el termostato determina que el motor se está calentando y necesita enfriarse. La bomba envía el anticongelante del radiador, hacia el bloque del motor y después de regreso al radiador para enfriarlo.

Por lo anterior es muy importante que el líquido refrigerante tenga que estar a su nivel óptimo, para revisarlo debe ubicar el depósito del mismo, su nivel nunca debe estar por debajo del mínimo, ni tampoco por encima del máximo, ya que podría botarse con el movimiento del auto o evaporarse y generar una presión negativa.

Por otro lado si detecta cualquier otro problema que esté relacionado con el líquido, lo mejor es llevarlo de inmediato a revisarlo para ubicar el problema  o los daños por refrigeración son bastante graves y costosos.

7.   Revise las correas del motor

La cantidad de correas depende del tipo de motor, las correas ayudan a mover los elementos móviles del motor.

La función puede variar de un auto a otro pero algunos permiten que trabaje el ventilador, el sistema de enfriamiento, el alternador y el aire acondicionado.

No hay que saber para qué sirve cada correa, lo que si debemos cuidar es que estén en buenas condiciones, es decir, que no estén desgastadas, tengan grietas o estén a punto de romperse ya que ocasionarían un fuerte daño a su motor. Asimismo si una correa patina o escucha algún chillido es señal de que necesita cambiarse.

8.   Luces de advertencia del tablero

El motor trae unos indicadores y testigos en el tablero de instrumentos que debemos tener muy en cuenta. Estos tienen la función de avisar cuando algo anda mal en alguno de los sistemas. Si la luz del Check Engine, batería, presión de aceite, temperatura del motor entre otras se enciende, lo mejor es llevar el auto al  mecánico de confianza para ver la razón del por qué están encendidos. Quizá el problema no sea mayor, pero si así fuera evitaríamos contratiempos.

9.   Mejore sus hábitos de manejo

Evite malos hábitos de conducción que alteran el buen funcionamiento del motor, prácticas que pueden afectar el funcionamiento como:

  • Acelerar y frenar constantemente
  • Sobre revolucionar el motor cuando se encuentra en punto neutro
  • Conducir el vehículo en bajas revoluciones (2000 rpm o menos) en gasolina o por encima de estas en Diesel.
  • Recargue el tanque de combustible antes de que llegue a reserva

Entradas relacionadas

Comentar