Consejos para conducir con un pinchazo

conducir con un pinchazo

¿Quién no ha tenido que conducir alguna vez con un pinchazo en el coche? Ese momento en el que algo raja nuestro neumático y empieza a salir aire de manera más o menos constante.

Dependiendo del tipo de pinchazo, puede que ni tan siquiera lo notemos hasta que veamos la rueda o que directamente escuchemos un ruido brusco y podamos hasta perder el control del vehículo. Si su caso es el segundo, debería de aprender a conducir con un pinchazo, para evitar problemas de seguridad en el vehículo.

En este artículo le enseñaremos a conducir si su vehículo sufre un pinchazo, no solo para evitar perder el control, sino también para evitar dañar algún elemento más de su coche.

Cómo reaccionar ante un pinchazo paso a paso

  1. Mantenga la calma: no se altere al escuchar el fuerte ruido de un pinchazo. Si pierde la calma, lo más probable es que no pueda pensar con claridad ni sepa cómo actuar.
  2. Sujete el volante con firmeza: ante un pinchazo ocurrido durante la marcha del vehículo, lo primero que debe hacer es sujetar con fuerza el volante para evitar que el coche se desequilibre. Debido a que hay un desnivel, el coche tenderá a ir hacia la dirección del neumático pinchado.
  3. Desacelere: debe conseguir que el coche reduzca poco a a poco su velocidad. No lo haga pisando el freno, ya que podría perder por completo el control del vehículo. Simplemente siga manteniendo firme el volante y vaya desacelerando de manera natural, bajando de marchas y provocando que el motor frene el vehículo por si mismo.
  4. Luces de emergencia: mientras está realizando esta maniobra, es imprescindible que accione las luces de emergencia. Debe avisar al resto de
  5. Pare el coche en un lugar apartado: cuando note que el coche va a frenar, échese a un lado de la carretera y frene el vehículo. Debe colocar todas las medidas de seguridad, llamar a la grúa y esperar que el vehículo sea recogido o cambiar la rueda usted mismo si sabe cómo hacerlo.

Si el pinchazo de su vehículo es muy leve, incluso podría conducir hasta un taller, siempre y cuando no esté en carretera. Conduciendo a altas velocidades con un pinchazo la probabilidad de sufrir un accidente aumenta considerablemente, por lo que lo mejor es estacionar en un lado de la misma y evitar seguir conduciendo.

Esta situación es común, ya que en las carreteras (sobre todo los caminos de tierra o cesped) hay multitud de elementos que pueden acabar de dañar sus neumáticos. Aun así, intente prevenir este tipo de fallos manteniendo de manera regular sus ruedas y comprobando su estado regularmente.

¿Alguna vez ha sufrido un pinchazo en carretera? ¿Cómo reaccionó? ¿Siguió alguna de estas indicaciones?

Entradas relacionadas

Comentar