¿Comprando vehículo usado? Tenga en cuenta lo siguiente

Comprar un vehículo es uno de los deseos más grandes que la mayoría de las personas suele tener, ya sea por necesidad de movilidad o por estatus social. En el momento de tomar la decisión de adquirir este bien tan anhelado se empieza a vislumbrar cual es la mejor opción para llegar a tener el carro soñado.

A muchos el presupuesto no les alcanza para adquirir una máquina cero kilómetros, la compra y venta de vehículos usados o de segunda mano se ha convertido en una de las principales opciones de negocio que tienen los colombianos.

Para quienes estén pensando en comprar un vehículo usado le aconsejamos que de entrada tenga en cuenta aspectos como el buen estado del vehículo y el antecedente de accidentes.

¡Tenga en cuenta!

Aunque el bien se vende en el estado en el que se encuentra, comprar un carro usado no debe ser sinónimo de comprar algo inservible o en mal estado.  Tenga en cuenta las siguientes recomendaciones a la hora de seleccionar el mejor candidato.

  • Sin afanes: La idea es hacerse a un buen ejemplar y para ello, debe revisar varios carros antes de tomar una decisión final.
  • Un carro comercial: Es importante tener en cuenta la marca, referencia y modelo del vehículo pues como se sabe, hay carros más comerciales que otros y si se adquiere uno con poca difusión en el mercado, mala representación o deficiente servicio postventa, se corre un riesgo mayor, y va a ser mas difícil la reventa.
  • Documentos en regla: Es necesario que revise que la documentación del vehículo esté al día, así como los pagos referentes a impuestos y demás obligaciones contraídas según el caso. Debe contar con la tarjeta de propiedad original, Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito SOAT y Revisión Técnicomecánica para los carros con más de seis años de uso. No está de más solicitar al vendedor copia de los recibos de pago correspondientes a impuestos de matrícula y certificado de tradición original expedido por la oficina de Tránsito donde se encuentra registrado.
  • Kilometraje: Lo normal es que un carro que permanece en una ciudad recorra una cifra entre los 12 mil y los 20 mil kilómetros en un año. Si la multiplicación muestra que el kilometraje recorrido en la vida del vehículo es mayor al promedio, piénselo dos veces pues al tener más uso, seguramente sus piezas tendrán un desgaste mayor y tendrá que invertir más rápidamente un buen dinero en reparaciones y repuestos.
  • Antecedentes: Los carros también tienen un pasado judicial y se puede revisar a través de la división de automotores de la DIJIN, la cual expide una constancia de los antecedentes legales del automotor.

¡No pase por alto!

Comprar un carro es una decisión que debe analizarse y tomarse con cuidado. No crea en gangas imposibles o en ofertas de último minuto. Es importante comparar precios, visitar varios concesionarios o compraventas y  seguir recomendaciones de amigos y conocidos. No tome a la ligera una compra tan importante en su vida.

  • Los detalles: A simple vista, cualquier vehículo parece tener muy buen aspecto. Pero es en los detalles donde se pueden encontrar desperfectos y problemas serios. Fíjese en aspectos internos y externos del carro como la cojinería, en la calidad de la pintura, en el correcto cerrado de las puertas y ventanas, en el correcto encendido de las luces, limpia parabrisas delanteros y traseros, si lo tiene,
  • Cuidado con un carro “envenenado” o “maquillado”: muchas personas disimulan  los desperfectos de un carro usado antes de venderlo. Para hacerlo, se pueden usar grandes cantidades de pintura para tapar golpes o abolladuras o añadir láminas a la suspensión del vehículo  para reparar un chasis desviado.  El motor y otras partes del vehículo también pueden arreglarse para que este parezca mejor de lo que es.
  • El motor: A la hora de comprar un vehículo usado lo más importante es que el motor se encuentre en perfectas condiciones. No debe presentar fugas, o reparaciones mal efectuadas, tampoco debe tener adulteración o cambio en el numero de motor que no se encuentre registrado en la tarjeta de propiedad. Tenga en cuenta que el motor es la vida del automóvil. Siempre incline la balanza hacia el motor más joven y con una mayor atención en los mantenimientos, de estos factores depende la duración del automotor.
  • El chasis: Es la estructura y el armazón del vehículo, que no esté por caerse a pedazos. Una que otra abolladura que pueda arreglarse en un taller de lámina y pintura, que no estén muy amasados o blindados con masilla. Que se encuentre dentro de las medidas del fabricante, esto se puede corroborar con un buen reporte de alineación.
  • Reputación del vendedor: Vaya a un sitio reconocido. Son importantes el respaldo y seguridad de la firma, donde usted pueda comprar con confianza. Las grandes compañías brindan la confianza de hacer una compra con calidad. Si le va a comprar a una persona natural tenga muy en cuenta que sea una persona recomendada o un familiar.
  • Presupuesto adicional: A la hora de comprar un carro usado, tal vez necesite un presupuesto adicional para reparaciones, traspasos, seguros, mantenimientos, etc. Téngalo en cuenta en el momento de la compra.

Evalúe la marca, el precio, y  kilometraje, si lo quiere a gasolina o diesel. Es importante recordar que dependiendo del tipo de combustible así mismo es el costo del mantenimiento. Existen diversas variables a la hora de comprar un carro. Se debe analizar con mucho criterio cuales son las necesidades para luego buscar como suplirlas. La idea es hacer una inversión segura y adquirir un vehículo de segunda, pero en condiciones óptimas, y sin poner en riesgo los ahorros.

Entradas relacionadas

Comentar