Cómo se debe tratar un vehículo inundado

Es un tema bastante interesante, en época de lluvias es normal que los autos reciban un poco de agua. Diferentes factores alteran el curso normal de las cosas, alcantarillados tapados por la basura, se desvían los arroyos, se inundan los parqueaderos en sótanos, deprimidos viales, etc.

O en una situación menor se han quedado los vidrios abiertos en un día de lluvia y el agua acabo ingresando al vehículo.  ¿Cómo debemos tratar una situación de estas? Aquí les contaremos como se debe tratar un vehículo inundado.

Ingreso de agua por las ventanas

A veces dentro de las distracciones que se generan con el exceso de trabajo y las preocupaciones de todos los días, se puede quedar un vidrio del auto abierto y si el auto queda estacionado a la intemperie, tal vez llegue a recibir agua en el interior.

En caso tal de que esto suceda, debemos establecer la gravedad del asunto dada por la cantidad de agua y piezas afectadas. Una vez identifiquemos la gravedad del asunto podemos establecer las acciones que debemos tomar.

Es claro que el agua causa estragos en los tapizados del vehículo, ya que son espumas y  paños los que absorben el agua y por el encierro que tiene el vehículo empiezan a presentar malos olores que se incrementan con el paso de los días.

Lo ideal es brindarle los primeros auxilios:

  • Retirar los tapetes húmedos
  • Si tiene forros para la tapicería retírelos
  • Verifique si los asientos recibieron agua
  • Revise la alfombra para establecer que tanto se afectó por el agua

En caso de que le haya ingresado una cantidad leve, es posible que con paños y la ayuda de una aspiradora que pueda absorber agua sea suficiente para retirar el agua que recibió.

Es importante poner el auto con las puertas abiertas al sol, dejando puertas y vidrios abiertos. Si por el contrario, el vehículo tiene una cantidad considerable de agua es mejor realizar un trabajo más especializado y deba llevarlo a un lugar para que realicen la operación lo más pronto posible para evitar que proliferen los malos olores.

Inundación con el vehículo en movimiento

Analice muy bien la situación, si la vía se encuentra anegada parcialmente y aunque el vehículo pueda pasar, si tiene otra alternativa tómela y evite transitar por el lugar.

Cuando el vehículo se encuentra en movimiento e intempestivamente se presenta una inundación en un deprimido, viaducto o en la vía evite poner en riesgo su integridad recuerde que su vida es más importante que el vehículo.

Si por el contrario se inundó repentinamente y se le apaga el vehículo no trate de darle encendido nuevamente, lo único que logrará será agravar los daños del motor.

En caso tal que suceda esto, se debe solicitar el servicio de asistencia para llevar el auto en grúa a su taller de confianza y se debe informar a la aseguradora para que le den atención al caso, cuando se trata de un hecho fortuito.

Una vez en el taller deben brindar los primeros auxilios: desmontar las sillas, alfombra, tapizados, guarnecidos, tapizados de puerta, etc., y ponerlos a secar.

Una vez todo se encuentra desmontado y seco, se procede a revisar el sistema eléctrico del vehículo donde pueda establecer que piezas eléctricas se afectaron.

Los vehículos que son víctimas de agua de cañería con sólidos en suspensión deben tener un trabajo especial, ya que estos pueden representar un riesgo biológico.

Inundación con el vehículo estacionado

En caso de que el vehículo se encuentre estacionado en un sótano y se presenta la inundación, se debe informar a los organismos de socorro para retirar el agua del sótano y una vez se ha librado la situación, se debe informar a la compañía de seguros y solicitar el servicio de asistencia para llevar el auto en grúa a un taller.

En primera instancia se deben proporcionar los primeros auxilios, retirar sillas, alfombra tapizados y plásticos en general y se deben poner a secar.

El motor debe inspeccionarse, revisar si por alguna parte ingresó agua al motor.  Lo más recomendable es realizar el cambio de aceite, revisar el kit de embrague y realizar limpieza de frenos y cambio de rodamientos; todas las operaciones dependen del grado y tiempo de exposición.

Los vehículos anegados con agua de alcantarilla y sólidos en suspensión deben tener un trato especial, este tipo de aguas puede representar un peligro para la salud. En estos casos las compañías de seguros pueden determinar una pérdida total técnica por riesgo biológico.

Entradas relacionadas

Comentar