Cómo sacar un auto atascado en el barro

Todo va muy bien, la naturaleza una salida fuera de la ciudad, camino a la finca y en el camino un barrial, pasamos en el auto y todo marcha bien. Los terrenos son tan complejos en algunos países latinoamericanos que es necesario tener un auto para sortearlos.

Se han sorteado varias situaciones pero llega un camino enlodado que no se ve tan difícil pero nos atascamos ¿Cómo sacar el carro atascado en el barro? A continuación unos consejos.

Examinar qué rueda o ruedas han perdido tracción

Antes de llevar a cabo cualquier otra medida, se necesita identificar dónde está el problema y evitar realizar acciones que no debe hacer para sacar el auto del barro.

Para que un vehículo se quede atorado en el barro, no hace falta que todas sus ruedas estén atrapadas. De hecho, lo más habitual es que sea alguna de las ruedas de tracción.

Para liberarlo, hay que facilitar que dicha rueda gire sobre una superficie con mejor adherencia que el barro. Puede ayudarse con algún elemento como un trozo de madera o algo que le permita adherencia para que gire la rueda.

Probar dar marcha atrás

Una de las técnicas menos utilizadas pero, sorprendente y eficaz consiste en dar marcha atrás. En ocasiones, el vehículo no logra la tracción necesaria para avanzar pero sí puede retroceder.

Una vez el vehículo haya salido de la zona conflictiva, lo recomendable es tomar un camino alternativo y variar ligeramente la dirección de la trazada para evitar la zona con mayor acumulación de barro.

Por otra parte, y siempre y cuando las condiciones del camino lo permitan, puede reiniciarse la ruta tomando la suficiente carrerilla y velocidad como para que la inercia evite que el vehículo vuelva a quedar atrapado.

Tenga en cuenta que la mecánica de los turismos convencionales no está preparada para circular por caminos embarrados. De hecho, una buena parte de los SUV tampoco han sido diseñados para conducir fuera del asfalto.

El tipo de neumático, la presencia de una reductora y la altura del chasis respecto al suelo son factores determinantes.

Si se encuentras en una situación como ésta, y su vehículo no está preparado para ello, procura circular lentamente. De lo contrario, podría dañar seriamente su auto. Si ve que definitivamente su auto no pasa por este terreno es mejor que desista.

Girar la dirección del auto y acelerar con suavidad

En caso de que el camino lo permita, puede probar a girar la dirección de las ruedas delanteras y acelerar con suavidad.

Este cambio de dirección posibilita que las ruedas entren en contacto con una superficie distinta que, de ser más adherente, le permitirá sacar el auto del barro fácilmente.

Utilizar la palanca reductora o la doble

Si su vehículo es un verdadero 4×4 debería incluir una segunda palanca detrás de la caja de cambios. Esta palanca le permitirá activar la reductora, la cual se encarga de aumentar el par motor y reducir la velocidad a la que giran las ruedas.

Básicamente, la reductora permite aumentar la fuerza con la que el todoterreno se mueve e impide que las ruedas giren a una velocidad que las haga derrapar.

Es un recurso idóneo para bajar o subir pendientes de gran desnivel, arrastrar otros vehículos y, por supuesto, salir de zonas de escasa adherencia como, por ejemplo, un camino lleno de barro.

Examinar las inmediaciones en busca de piedras, madera o maleza seca

Colocar piedras no afiladas, así como trozos de madera o maleza seca justo delante de las ruedas de tracción, ayudará a que éstas cuenten con más adherencia.

Habitualmente, este suele ser un recurso sencillo e infalible para sacar un auto del barro con rapidez.

Si no puede encontrar este tipo de materiales en las inmediaciones, entonces también puede utilizar las alfombrillas del auto. Estas proporcionan una superficie mucho más adherente que el barro.

Por otro lado, las cadenas de nieve también pueden contribuir a alterar la superficie de rozamiento y ayudar a que el auto salga del barro.

Reducir la presión de los neumáticos

Finalmente, si las técnicas anteriores no dan resultado, también puede probar reducir la presión aire de los neumáticos.

Una menor presión de los mismos posibilita que éstos dispongan de mayor superficie de rozamiento y el consiguiente aumento de la adherencia.

Confiamos en que estos consejos resulten de ayuda la próxima vez que necesite sacar su auto del barro.

Comentar