Cómo recargar un auto eléctrico o híbrido

En la actualidad casi todas las marcas están apostando por la electrificación algunos solo emplean baterías (EV) y también los híbridos enchufables (PHEV). ¿Cómo se recargan? Aunque en teoría son similares, existen algunas diferencias. Es normal que surjan dudas, como dónde y cuándo recargar, hasta cuánto cuesta hacerlo y la seguridad que implica dicha operación.

Poco a poco, no quedará más remedio que ir aprendiendo a manejarse con las nuevas tecnologías, y los autos eléctricos e híbridos enchufables son parte de un futuro inminente. En esta guía se abordarán los puntos clave del proceso de recarga de un vehículo electrificado.

Recarga en casa

Es posible realizar carga de un auto eléctrico en la red domiciliaria, se debe instalar un cargador diseñado para este fin. También existe la posibilidad de conectar a una clavija normal, pero la carga es mucho más lenta y los enchufes no tienen las características de seguridad más apropiadas, por lo que no se considera una buena práctica. El hogar suele ser el lugar más conveniente para cargar el auto, especialmente durante la noche. En líneas generales, hay tres formas de recarga.

Estándar

Se realiza con el cable destinado para este efecto de 1,8 KW y 8 A, un vehículo 100 % eléctrico de pequeño tamaño como el Peugeot e-208 o el Honda e puede cargar más del 30 % de su batería en una noche con este sistema; y un híbrido enchufable equivalente, el 100 % en menos de siete horas.

Acelerada

Con una toma reforzada (cable destinado de 3,2 KW y 14 A), los mismos vehículos pueden recargar más del 60 % de la capacidad de su batería en una noche, mientras que el híbrido enchufable conseguiría el 100 % en menos de cuatro horas.

Rápida

Si el puerto es monofásico de 7,4 kW, se puede recargar la batería de un eléctrico por completo en ocho horas, y la de un híbrido enchufable en algo menos de un par de horas. Si la toma es trifásica de 11 kW y su auto tiene un cargador a bordo de esa potencia, el tiempo de recarga puede reducir en torno a cinco horas.

Recargar fuera de casa

La opción más conveniente es aprovechar el tiempo que el auto se encuentra detenido durante el horario laboral, en algunos países se está implementando sistemas de recarga en los estacionamientos privados y públicos para hacer la movilidad eléctrica más sostenible.

Por lo general, no es necesario cargar completamente la batería en ciclos completos, por lo que hacer recargas con relativa frecuencia también significa que jamás se quedará abandonado o tenga que esperar varias horas mientras se recarga desde cero.

Tipos de enchufes y cables

Actualmente, lo más normal es encontrarnos ante tres tipos de cables de carga para los vehículos electrificados:

  • Cable Modo 2 Reforzado: optimizado para toma reforzada tipo Green Up. Puede suministrar hasta 3,2 kW de potencia.
  • Cable Modo 3 Monofásico: preparado para los puntos de carga privados o públicos. Puede dar hasta 7,4 kW de potencia.
  • Cable Modo 3 Trifásico: diseñado para los puntos de carga privados o públicos. Puede otorgar hasta 22 kW de potencia.

Tipo 2

En los primeros años de los autos eléctricos, uno de los mayores dilemas era el tipo de enchufes y cables de carga que utilizarían. Si bien las bombas de combustible y los niveles de octanaje se han estandarizado desde hace mucho tiempo en varios países, los autos eléctricos inicialmente tenían diferentes conectores que se adaptaban a las baterías de cada fabricante. Sin embargo, en 2014, la Comisión Europea dictaminó que todos los vehículos enchufables y las estaciones de carga nuevas deberían contar con un conector de Tipo 2.

Opcional

Aunque todos los vehículos eléctricos e híbridos enchufables que se comercian en la actualidad cuentan con este tipo de enchufes de serie, un auto puede ser compatible con varios cables. Es decir, un conector puede ser de Tipo 2 en un extremo y diferente en el otro, lo que le permite conectarse a otras fuentes de alimentación. Hay que destacar que no todos vienen de fábrica equipados con este cable: algunos fabricantes obligan a comprarlos por separado como un extra opcional.

Conector CC

Por otro lado, existen los conectores de carga rápida de CC, desarrollados por un consorcio de fabricantes alemanes y estadounidenses, incluidos Volkswagen, Audi, Porsche, BMW, Ford, General Motors y Mercedes-Benz. “CCS” son las siglas de Combined Charging System, y es el favorito entre las marcas europeas, así como algunos fabricantes asiáticos como Hyundai. Estos están disponibles para su uso solo en estaciones públicas de “carga rápida”, que normalmente proporcionan hasta un máximo de 50 kW de potencia.

Entradas relacionadas

Comentar