¿Cómo escapar de un auto si se cae al agua?

Complicado, pero no imposible, sufrir un accidente de tránsito y acabar en el fondo de un lago, rio o en el mar, e incluso porqué no, una piscina. Si nos vemos en esta hipotética situación, debemos estar preparados.

¿Cómo escapamos de un automóvil si se hunde? Es una situación de vida o muerte, saber cómo actuar puede ser nuestra salvación.

Consejos tomados del famoso programa estadounidense, Los Cazadores de Mitos, donde vemos a Adam Savage escapando de diversas formas de un automóvil en esta extrema circunstancia.

Consejos para escapar de un auto si cae al agua

Mantener la calma

Lo primero es conservar la calma, si nos bloqueamos mentalmente no podremos sortear con claridad la situación.

Cinturón de seguridad

El cinturón solo debe quitarse después, si se hace antes es posible que entre agua al habitáculo y nos será más difícil acceder a las puertas.

La puerta, vía de escape

La puerta es la vía de escape, debemos abrirla lo más pronto posible antes de que la presión interna y externa se igualen y quede bloqueada. Lo ideal es hacerlo antes de que el auto se hunda completamente. Recuerde que al abrir la puerta, o la ventana, entrará el agua de golpe, por lo que debes estar completamente preparado para salir en ese momento.

Ventana, ruta de escape

En caso tal que sea imposible salir por la puerta, la segunda opción es la ventana. Primero debemos intentar abrirla. Si no responden estaremos obligados a romperla. Lo ideal es contar con la herramienta ideal para hacerlo, sino con el codo o el talón. En cualquier caso, siempre intentaremos por las ventanas laterales y no por el parabrisas el cual, debido a la presión a la que le somete el agua, es prácticamente imposible de romper.

La ropa

Antes de salir despójese de los zapatos y los pantalones, el objetivo es encontrarnos cómodos para nadar. Adema las prendas de ropa se enganchan y podemos quedar atrapados y sería fatal en esta situación.

Coordinar la salida

Si hay más gente dentro del auto, debemos coordinar con ellos la evacuación antes de salir. Así, conseguiremos poner a salvo a todos los ocupantes.

Nadar y ponerse a salvo

Lo que nos queda es llegar a la superficie sanos y salvos. En caso de estar desorientados, el consejo es seguir a las burbujas.

Entradas relacionadas

Comentar