Claves para conducir de forma eficiente

Conducir de forma eficiente aprovechando la potencia del motor, contaminando menos y sobretodo con un consumo de combustible mínimo es algo que quisiéramos todos los conductores. ¿Será esto posible?

Pocos conductores logran sacar el mayor partido de la maquina sin generar mayor gasto de combustible. El secreto es tener en cuenta una serie de técnicas de conducción que, unidas a un cambio en la actitud del conductor, dan lugar a un nuevo estilo de conducción acorde incluso con las nuevas tecnologías y sistemas que incorporan los vehículos modernos.

¿Conoce las claves para conducir de forma eficiente sacando el mejor partido de su vehículo? Acompáñenos, en Pruebaderuta.com las tenemos.

Diez claves para conducir de forma eficiente

Para conducir de forma eficiente sacando el mejor provecho de su automóvil debe tener en cuenta lo siguiente.

1.     Puesta en marcha

Se debe poner en marcha sin pisar demasiado el acelerador, no acelerar en vacio y tomar precauciones antes iniciar y tener en cuenta lo siguiente.

  • Arrancar el motor sin pisar el acelerador.
  • Iniciar la marcha inmediatamente después del arranque.
  • En motores sobrealimentados, esperar dos o tres segundos antes de iniciar la marcha.

2.     Primera

No es bueno conducir todo el tiempo en la primera marcha. Se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

  • Debe usar primera sólo para iniciar la marcha.
  • Debe realizar el cambio a la siguiente marcha a los 2 segundos ó 6 metros aproximadamente.

3.     Aceleración y cambios de marchas

Antes de acelerar o realizar el cambio de marcha debe tener muy en cuenta las revoluciones del motor. En los motores de gasolina las revoluciones se encuentran por encima de las 2.000 rpm, acercándose a las 3.000 rpm. No es recomendable transitar a bajas rpm y en un cambio alto o viceversa. En los motores diésel las revoluciones deben mantenerse entre 1.500 y 2.500rpm.

Las revoluciones deben ir relacionadas con los cambios así:

  • En primera y segunda: 2 segundos ó 6 metros aproximadamente.
  • En 3ª: a partir de los 30 km/h.
  • En 4ª: a partir de los 40 km/h.
  • En 5ª: a partir de los 50 km/h.

Y acelerar de forma ágil en el intermedio de cada cambio.

4.     Los cambios

Circular lo máximo posible en los cambios más largos y a bajas revoluciones. Es preferible circular en marchas largas con el acelerador a fondo, que en marchas cortas con el acelerador a medio pisar.

En ciudad, siempre que sea posible, es recomendable utilizar la 4ª y la 5ª, respetando siempre los límites de velocidad.

El uso más eficiente del pedal acelerador tiene lugar entre el 50 y el 70% de su recorrido.

5.     Velocidad de circulación

Mantener una velocidad constante y una aceleración uniforme, donde el vehículo fluya evitando dar frenazos, cambios de marcha innecesarios o en recorridos muy cortos y evitar las aceleraciones bruscas.

6.     Desacelerar

Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la el cambio engranado. Frenar de forma suave con el pedal de freno. Reducir de marcha lo más tarde posible, con especial atención en las bajadas.

Se tiene la creencia que al poner el auto en neutro el auto va a consumir menos combustible, esto es una gran mentira, el motor en ralentí consume entre 0,5 y 0,7 litros/hora. Es mejor conducir a unos 20km/h en cambio y sin pisar el acelerador que ponerlo en neutro.

7.     Detención

En el momento que se requiera detener completamente el auto de debe realizar pasando por los cambios de forma secuencial, siempre que la velocidad y el espacio lo permitan.

En caso tal que la detención sea muy prolongadas (por encima de 60 segundos), es recomendable apagar el motor.

8.     Anticiparse y prevenir

Conducir siempre con la distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 ó 3 vehículos más  adelante.

En el momento en que se detecte un obstáculo se debe reducir la velocidad de circulación levantando el pie del acelerador para anticipar las siguientes maniobras.

9.     Seguridad

En la mayoría de las situaciones, aplicar las reglas de la conducción eficiente contribuye al aumento de la seguridad vial. Pero obviamente existen circunstancias que requieren acciones específicas distintas, sea siempre proactivo y piense en la seguridad.

10. Aire acondicionado

Debe  usarse de forma racional, manteniendo la temperatura interior del habitáculo en torno a los 22ºC. Recuerde también que para ventilar el habitáculo lo más recomendable es utilizar siempre que sea posible la circulación de aire forzada del vehículo y las ventanillas a bajas velocidades  y en entornos urbanos.

Un uso eficiente del auto también implica  priorizar el uso de otros medios de transporte público colectivo y del transporte no motorizado (bicicleta y a pie) para desplazamientos cortos. Además, compartir el auto con otros viajeros mejora la eficiencia energética de nuestros desplazamientos y contribuye a descongestionar el tráfico.

Entradas relacionadas

Comentar