Cadena de la moto: cuidados y mantenimiento

La cadena de transmisión de la moto es uno de los componentes más importantes para el funcionamiento y la transmisión de potencia a la rueda.

Lleva entre nosotros casi desde el principio de los tiempos, desde aquellas primeras motos. Y está a la vista casi siempre. Será por eso que a muchos se les olvida mantenerla en condiciones, su mantenimiento es sencillo y no complica la vida, pero la recompensa se manifiesta en su larga duración.

¿Cuándo realizar el mantenimiento de la cadena de tu moto?

El mantenimiento y cambio de la cadena depende de muchos factores, la calidad de la cadena, el piñón y la corona, depende de la marca de la moto, de la potencia, del torque; depende de las habilidades y las características del piloto, de la fuerza realizada sobre los cambios, las reducciones, y de la aceleración;  incluso depende de las características del terreno de su circuito habitual, si transita por carretera, caminos empolvados o vías carreteables.

Lo más importante siempre es seguir las recomendaciones del fabricante, leer el manual del usuario y realizar los controles y mantenimientos en las fechas descritas por el fabricante. Lea las instrucciones de mantenimiento de la cadena si es nueva, o si es todavía la de serie, las de la moto.

En condiciones normales, uso normal y por vías limpias y sin baches, puede durar un poco más  en servicio, tomando en cuenta limpieza y engrase regulares. En caso contrario, si las vías son más irregulares y los caminos son destapados o con demasiado lodo, polvo o piedras, debe reducir los periodos de mantenimiento y limpieza.

¿Cómo realizar el mantenimiento de la cadena de su moto?

Una cadena en mal estado destruye irremediablemente el piñón de ataque y la corona, por lo que siempre se cambia el kit de transmisión completo (piñón, corona y cadena), lo cual también encarece la sustitución. Aqui unos tips para realizar el mantenimiento de la cadena de su moto.

Ubicación y seguridad

La moto trae un caballete central sobre el cual se puede montar y asegurar para hacer el servicio. Para las que no cuentan con este existen unos caballetes de mantenimiento con unos soportes para ubicar el basculante o plataformas para encajar la motocicleta. También algunos que sujetan por un lado, tipo pata de cabra o incluso que emplea simplemente la propia pata lateral. Valen para una vez, pero es más inseguro.

 Revisar el estado del kit

Una vez la moto se encuentra ubicada y asegurada se revisa el kit de arrastre, la cadena, la corona y el piñón de ataque, aunque este último suele estar más protegido con una tapa específica, y en algunas ocasiones por la tapa del Carter.

Es agradable dedicar al asunto unos minutos más y desmontar esa tapa para comprobar el piñón (es el más duro de los componentes del kit, siendo raro que se estropee antes que lo demás) y, sobre todo, limpiar la suciedad que se acumula ahí, porque suele quedarse una masa mezcla de grasa, aceite e incluso a veces tierra, que no hace ningún bien a la cadena.

Ésta debe mantenerse flexible, que no forme bultos porque dos eslabones no se quedan sueltos entre ellos. La corona debe tener los dientes iguales, no excesivamente afilados ni inclinados hacia delante, este es el síntoma de desgaste de dicho elemento.

Los tensores de la cadena que van en el eje trasero de la rueda deben estar en su posición inicial o en la posición intermedia, con una holgura recomendada de 2 a 3 centímetros en general, sin embargo esta información viene en un adhesivo o en el manual del usuario. Si esos tensores están al final, la cadena también ha alcanzado el final de su vida útil.

Limpiar la cadena

La cadena de estar tensionada, engrasada y con los eslabones sueltos entre sí. Una cadena con poco mantenimiento la grasa se agarra ni entra donde debe, ni los eslabones giran como deben. Por eso es importante limpiarla. Algunos dicen que con agua y jabón, pero no es recomendable por que puede oxidar las piezas internas e incluso la cadena. Con gasolina tampoco es muy recomendable, es un hábito muy aplicado, pero que no aplica para las cadenas modernas, con retenes de materiales que no son compatibles con el combustible. Es recomendable utilizar productos específicos para la limpieza de la cadena de transmisión, vienen en espray y con un cepillo o un trapo.

Engrase

Antes se utilizaba una grasa disuelta en aceite de motor usado, se filtraba  y listo, ahora a engrasar la moto. Este método funcionó muy bien hace 50 años, pero ahora existen productos especiales para engrase de cadenas de transmisión.  Hoy en día los hay hasta especiales para el uso de la moto: para off road, para carretera o para carreras y cadenas de alta velocidad y alta exigencia.

Ya con la cadena limpia el proceso es fácil: aplicar la grasa con el espray (o con ayuda de un trapo, si es de la que viene en pasta) por toda la longitud de la cadena, por dentro especialmente, pero también por la parte superior, con la moto en punto muerto y haciendo girar la rueda con la mano.

No se le ocurra realizar esta actividad con el motor encendido y en marcha. Existe un alto riesgo de atrapamiento, donde puede perder un dedo o la mano.

 Tensión y final

El último paso es volver a comprobar la tensión de la cadena. Si estaba bien al principio de la operación no habrá problemas y seguiría estando bien. Es recomendable darse una vuelta corta con la moto, de forma que ese aceite (grasa, más bien) se reparta de forma natural, por la fuerza centrífuga, por la cadena. Saltará una parte sobrante de ese aceite y puede haber manchado la moto; limpie ese sobrante que ha saltado y terminado. Tiene cadena para muchos kilómetros más.

Entradas relacionadas

Comentar