Bugatti Divo, un exclusivo superdeportivo

Bugatti ha desarrollado un modelo más  radical que el Chiron, ofreciendo nuevas sensaciones, con un aire más cercano al de las competencias a motor. La base es la misma del Chiron, como era de esperarse con las prestaciones propias del Chiron y la aerodinámica que le permite ofrecer una sensación deportiva tanto en el diseño como en la pista.

Las expectativas son de cosas grandes considerando la designación tan importante de su nombre que hace homenaje a Albert Divo, ganador de la Targa Florio en dos ocasiones, pero lo cierto es que ha resultado ser una sorpresa bastante grata. Cuenta con modificaciones bastante importantes que le hacen diferenciarse sustancialmente. Por supuesto, es más exclusivo y más capaz.

Características técnicas

No cambia en absoluto su motor W16 con cuatro cilindros y 8.0 litros. Sigue ofreciendo una potencia de 1.500 CV, aunque ahora carece del modo Top Speed y por lo tanto su velocidad máxima queda limitada a 380 km/h. Con estas novedades es capaz de soportar fuerzas laterales de 1,6 G y logra mejorar en 8 segundos el tiempo que había hecho el modelo base en el circuito de Nardo.

Diseño

Su llamativa imagen está liderada por unas líneas muy marcadas, pasos de rueda prominentes y diversos elementos aerodinámicos que le proporcionan un aspecto único y avanzado. En la parte frontal aparecen unas entradas de aire de mayor tamaño y unos grupos ópticos novedosos que se extienden en vertical; sus ópticas traseras son del tipo OLED y destacan por encima del conjunto, como también lo hacen las aletas laterales.

El Bugatti Divo tiene modificaciones en el chasis su longitud se incrementa hasta los 4,64 metros y en la suspensión, además de soluciones aerodinámicas distintas. Cuenta con una cubierta del motor de nuevo diseño, un parachoques que produce más carga aerodinámica y mejora la refrigeración, un difusor posterior más efectivo y un alerón posterior regulable en altura, que según la posición opone mayor o menor resistencia al aire para servir también como “freno aerodinámico”. Llama la atención que esta ala tiene un ancho de 1,83 metros.

Bugatti ha instalado unos rines más ligeros, una cubierta para el intercooler que ahora está fabricada con fibra de carbono, un sistema de sonido más ligero, una reducción del material aislante del habitáculo, la supresión de varios huecos portaobjetos y unos alerones en la parte inferior del paragolpes que ahora son fijos en vez de móviles.

Todo ello destinado, según Bugatti, a darle una mayor agilidad, mayor efectividad en circuito y una experiencia de conducción más precisa. Entre ellos, se mencionan el ángulo de caída de las ruedas.

Bugatti Divo consigue aumentar el downforce en 90 kg, para alcanzar una carga aerodinámica total de 435 kg. Y al mismo tiempo han conseguido que su peso total se reduzca en 35 kg. No es mucho, pues todavía se trata de un modelo que roza las dos toneladas (concretamente 1.960 kg), pero la marca promete un comportamiento más dinámico que el que tiene el Chiron.

Interior

Por dentro, el Bugatti Divo recurre a un color exclusivo que se presenta en diferentes tonos. Los asientos son de nueva factura y ofrecen un mayor apoyo lateral. El volante está parcialmente cubierto con Alcántara y tiene nuevas levas más grandes.

El Bugatti Divo también ofrece un interior muy singular. Los colores Divo Gray Alcantara y Divo Racing Blue  surgen de forma asimétrica, utilizando el patrón opuesto en el asiento del conductor y en el del acompañante. Otros detalles son las molduras de fibra de carbono específicas o un volante con levas de cambio de mayor tamaño.

Exclusivo

El precio del Bugatti Divo es de 5 millones de euros, cantidad que supera ampliamente lo que cuesta un Chiron normal, algo que no ha sido óbice para que las únicas 40 unidades que se van a fabricar ya estén vendidas.

Video

Entradas relacionadas

Comentar