BMW Z1 Roadster 1988

En el salón Roadster en el Museo BMW en la ciudad de Múnich, encontramos este BMW Z1 roadster 1988, un modelo descapotable de color rojo que llama la atención por su diseño. Este auto tiene una historia especial, teniendo en cuenta que BMW llevaba 3 décadas sin producir automóviles deportivos.

El BMW Z1 fue presentado en el salón del automóvil de Frankfurt en 1987, el éxito del prototipo fue tan grande, que la marca decidió producir una serie limitada. Desde 1988 hasta 1991 se produjeron aproximadamente 8000 unidades.

La saga de los BMW Z nació con este automóvil, que es realmente llamativo e interesante, famoso por su peculiar apertura de puertas. Si se preguntaban donde nació la zaga de los Z roadster aquí está la respuesta el Z1.

Características técnicas

El motor era de seis cilindros, un tipo de propulsor típico BMW, que rendía 168 HP y 227 Nm de par, acoplado a un cambio manual de cinco relaciones. Tenía que mover un peso de 1.250 kilos y aceleraba desde cero hasta 100 km/h en 7,9 segundos. No obstante, la velocidad no era su finalidad, en realidad, su finalidad eran las sensaciones, algo que lograba con magistral facilidad.

Diseño

El desarrollo del Z1 se atribuye a Ulrich Bez, y su equipo de BMW Technik GmbH. El resultado fue muy innovador, algo bastante lógico cuando uno de sus responsables lo fue también del Porsche 993, para después dirigir Aston Martin. Del diseño exterior se encargó Lagaay, quien luego diseñaría el Porsche Boxster.

Bajo este hermoso diseño, que incluso es muy coherente incluso con los gustos actuales, se estrenaba un chasis monocasco de acero, con refuerzos fabricados en materiales termoplásticos de diferente rigidez.

Los laterales son la parte más compleja, pues había que hacer hueco a un increíble sistema de apertura de puertas que no se ha vuelto a ver nunca en un automóvil. Estas no pivotan hacia afuera o sobre el pilar del parabrisas, tampoco lo hacen hacia arriba, en realidad se esconde hacia abajo, en el propio chasis. Estas puertas no tienen un panel interior como las convencionales y se puede circular con ellas escondidas.

La inspiración para el diseño de estas puertas viene de los descapotables más tradicionales, que solían tener puertas desmontables o incluso de cuero. Como unas puertas desmontables no tenían cabida dentro del diseño del coche y serían incómodas, se decidió recurrir a este sistema de puertas retráctiles.

Dimensiones

  • Longitud:925 mm
  • Ancho:690 mm
  • Alto:277 mm (1.248 mm descapotado)
  • Distancia entre ejes:447 mm
  • Alimentación: Inyección electrónica Bosch Motronic
  • Peso: 1250 kg
  • Caja de Cambios: Manual de 5 velocidades
  • Tracción: Trasera
  • Suspensión delantera: Tipo McPherson / Independiente

Suspensión trasera: Independiente Eje Z-Triple brazo

Interior

Su interior cuenta con el salpicadero típico BMW de la época, atractivo pero algo sobrio, y como peculiaridad no cuenta con aire acondicionado. La postura de conducción también resulta excelente, por contar con unos asientos que se adaptan perfectamente al cuerpo, pero sobre todo por su posición, muy deportiva y baja.

Video

Comentar