Bill Gates es el dueño del primer yate de hidrógeno

Bill Gates compró el primer superyate del mundo propulsado por hidrógeno bautizado como Aqua. Es un barco único que cuesta alrededor de 644 millones de dólares, o unos 588 millones de euros.

Este yate de hidrógeno fue presentado el año pasado en el salón náutico de Munich y tiene 112 metros de largo. Hay de todo a bordo, incluyendo una piscina interior, un helipuerto, un spa y un gimnasio.

Tecnología y combustible

Esta embarcación se alimenta por hidrógeno, un concepto único que representa una progresión significativa hacia el logro de un nuevo equilibrio entre la naturaleza y la tecnología.

El sistema se basa en el uso de hidrógeno licuado, almacenado a -253 ° C en dos tanques aislados al vacío de 28 toneladas. El hidrógeno licuado se convierte en energía eléctrica mediante celdas de combustible de membrana de intercambio de protones (PEM), siendo el agua el único subproducto.

La energía eléctrica generada se transmite a las centrales de Aqua, donde se distribuye para proporcionar energía para propulsión, sistemas auxiliares y servicios de hotel. Asimismo, las baterías amortiguan la electricidad generada para garantizar que siempre se cumplan las demandas energéticas. Y gracias a la propulsión eléctrica, Aqua es un superyate muy silencioso, con muy poco ruido o vibraciones.

Características técnicas

El rendimiento del superyate no es récord en términos de velocidad, ya que puede alcanzar una velocidad máxima de 17 nudos, es decir, unos 32 km/h.

La autonomía, sin embargo, es muy buena ya que se puede viajar hasta 6.000 km. Teóricamente sería posible partir de Londres y llegar a Nueva York sin emitir ninguna emisión contaminante.

Sin embargo, las estaciones de repostaje de hidrógeno son muy pocas, así que este impresionante barco está equipado con un motor diesel de reserva para poder llegar al puerto en caso de agotarse el hidrógeno. En teoría estará surcando los mares antes de 2024.

Diseño y equipamiento

Aqua está organizado con una configuración de cinco pisos y ha sido diseñado para proporcionar a los huéspedes la mayor proximidad posible al agua. De esta manera, la cubierta de popa presenta una serie de plataformas que caen en cascada hacia el mar, mientras que una gran plataforma de baño permite a todos los pasajeros disfrutar de la experiencia de acceder al agua al nivel del mar.

Respecto al interior, entrar en Aqua es acceder a un gran espacio de privacidad y amplitud. El pabellón central está dispuesto en una vasta área abierta de espacios interconectados, dividida por pantallas de madera que proporcionan intimidad e iluminación tenue. Tanto en el lado de estribor como en babor, las ventanas de suelo a techo brindan una sensación de apertura y libertad.

Las estancias VIP destacan por su diseño espacioso y muebles muy elaborados. Y su diseño se centra en la apertura, el lujo y la comodidad, proporcionando una gran sensación de libertad en un entorno minimalista de estilo japonés. La estancia del propietario, por su parte, tiene además un amplio baño, vestidor y una sección de spa privado.

La embarcación también cuenta con un balneario, que consta de una sala de hidromasaje y un espacio para yoga. Y un completo gimnasio que se abre a la superficie del océano, creando la percepción de hacer ejercicio y relajarse en una isla en el mar.

Uno de los elementos arquitectónicos de Aqua es la espectacular escalera circular, que se extiende desde la cubierta superior hasta la cubierta inferior. Un espectáculo se manifiesta en el nivel más bajo, mirando hacia la popa, donde dos grandes tanques de hidrógeno licuado revelan su estructura detrás de una fachada gigante de vidrio reforzado.

Video

Entradas relacionadas

Comentar

Una opinión
  1. Andres Dice:

    cada días pasan nuevas tecnologías al servicio de los países creemos que habrá más inventos para beneficio de la vida

    Responder