Aston Martin DBS Superleggera

Aston Martin DBS Superleggera es ahora el buque insignia de la marca, conservando la identidad de la marca, con rasgos más agresivos, con un enfoque de alto rendimiento. Rescata la denominación DBS que es sinónimo de lujo, sin olvidar la deportividad.

Superleggera, significa superligero, y esta denominación se vio en 1961 con el modelo DB4, estaba construido con materiales y técnicas de fabricación para hacerle más liviano, el DBS de ahora está construido con compuestos de carbono y aluminio.

Características técnicas

El Aston Martin DBS Superleggera equipa el tradicional V12 biturbo de 5,2 litros del DB11, un poco más ajustado para desarrollas 725 caballos de potencia y un torque de 900 Newton metro. Gestionados por una transmisión automática ZF de 8 velocidades y tres modalidades de manejo (GT, Sport y Sport Plus).

Este poderoso Gran Turismo es capaz de acelerar hasta 100 km/h en solo 3,4 segundos y registrar una velocidad máxima de 339 km/h. Adicional a esto el Superleggera vendría dotado con un diferencial de deslizamiento limitado, control de estabilidad y un sistema de amortiguación adaptativa.

Diseño

El Aston Martin DBS Superleggera se destaca por su cara delantera descubierta con líneas agresivas. Un paragolpes con una rejilla de panal bastante amplia, con unas salidas triangulares en las esquinas. Los faros son delgados y de diseño único, alejándose de los utilizados en otros modelos, con un patrón LED en forma de C. sobre el Capó un vanquish en forma de V de grandes orificios de ventilación hacia el panorámico.

Dimensiones

Longitud: 4,712 metros

Anchura: 2,146 metros

Ancho trasero: 1,968 metros

Distancia entre ejes: 2,805 metros

Un perfil atlético y musculoso, con guardafangos recortados, un estribo abierto inspirado en el superdeportivo Vulcan y el auto de carreras Vantage GTE. Los estribos laterales son anchos y agresivos, un efecto complementado por la abolladura profundamente esculpida debajo de la puerta. Todo el techo está acabado en negro, proporcionando un contraste clásico de dos tonos con el cuerpo rojo brillante del modelo de presentación. Aston Martin ofrece tres acabados de techo, incluido el negro brillante, Twill Gloss y Carbon Fiber.

En la parte posterior encontramos las luces traseras un poco estrechas, mientras una barra de luz recorre el ancho. Un pequeño alerón en la tapa trasera similar al usado en el DB11. Los tubos de escape son en titanio y están alojados en un panel negro que parece flotante bajo la matricula.

Interior

No es sorprendente que el interior del DBS sea casi idéntico al DB11. Tiene el mismo panel orgánico con ventilaciones inclinadas de A / C en las esquinas y la misma consola central que es ancha en la parte superior y se estrecha hasta la parte inferior. El diseño es idéntico, con una gran pantalla de infoentretenimiento en la parte superior,  unida a un sistema de sonido Bang & Olufsen BeoSound. Dos respiraderos rectangulares de A / C debajo, los mismos botones para la transmisión y más controles para el sistema de aire acondicionado y varias funciones.

Hay navegación por satélite con wi-fi, un sistema de audio con DAB, transmisión de audio y teléfono Bluetooth, iPod, iPhone y compatibilidad con USB, y una cámara estándar de 360 ​​grados con pantalla de distancia de estacionamiento y asistencia de estacionamiento.

La cabina también adopta las últimas claves de diseño y tecnología del fabricante inglés, con la posibilidad de agregar apliques en diversos materiales (como fibra de carbono, madera, plata satinada o cromo oscuro) y tapizados en cuero o Alcántara.

El volante también es idéntico, pero el grupo de instrumentos es diferente. Mientras que el DB11 tiene una gran capucha rectangular, el DBS tiene una cubierta más deportiva con tres elementos distintos. Naturalmente, el grupo de instrumentos TFT de 12 pulgadas también tiene diferentes gráficos. Hay tres apariencias disponibles para los modos de conducción del automóvil, que son GT, Sport y Sport Plus.

Video

Entradas relacionadas

Comentar