Amaxofobia o miedo a conducir un auto

La fobia a tomar un vehículo y conducir se conoce como amaxofobia es uno de los miedos que muchos padecen y que origina un problema fundamental: la imposibilidad de trasladarte sin la ayuda del otro y la dependencia.   La amaxofobia es una patología que se puede controlar y curar si se acude al especialista, que para este caso sería el psicólogo, para aprender a trabajar y controlar el miedo; para ello se requiere comprender y determinar que lo está provocando.

Amaxofobia

Esta fobia a conducir se ha difundido más en los últimos años, pero la sociedad todavía no es consciente de su existencia, ni tampoco de su importancia, se trata de un trastorno que ni los conductores que lo padecen lo pueden reconocer. Es una situación difícil contarle a los demás que le tenemos pánico a conducir y mucho menos que los demás entiendan la situación.

Se destacan dos causas frecuentes que causan la amaxofobia, la primera obedece a una mala experiencia al aprender a conducir o haber estado mucho tiempo sin conducir y la segunda está asociada  a un accidente automovilístico  que pudo dejar secuelas físicas o psíquicas, a tal punto que genere fobias como la agorafobia que se deriva en una dificultad para afrontar los espacios abiertos.

Otros efectos que desencadenan la amaxofobia se derivan de situaciones adversas como conducir bajo la lluvia, conducir durante embotellamientos, conducir en la noche, conducir con más ocupantes en el vehículo, entre otras condiciones que pueden llevar al conductor a evitar la situación.

¿A quienes les da amaxofobia?

Esta patología afecta un 33% de los conductores, de estas cifras el 87,5% son mujeres, aunque también aparece un porcentaje de hombres de 12,5%  y se presenta a una edad tardía, entre los 30 y 40 años de edad

Síntomas de la amaxofobia

“Si al ponerse al volante le sudan las manos, si al tomar una autopista su corazón empieza a latir con fuerza, si lo pasa un camión y por poco se muere del susto… usted padece amaxofobia, o miedo a conducir el auto.”

Algunos de los síntomas asociados a la amaxofobia son:

  • Sudor
  • Asfixia
  • Temblor
  • Taquicardia
  • Dolor de estómago
  • Incluso se dan casos de personas que se ven obligadas a parar el auto ante la sensación de descontrol que los invade.

¿Se puede superar la amaxofobia?

Si, es una patología que tiene cura. El tratamiento más utilizado es la terapia de exposición. Donde se expone al paciente a las diferentes situaciones de tráfico que le produce temor hasta que este lo supere. También se aplica la exposición pero en imaginación utilizando técnicas de relajación y respiración para aliviar los síntomas.

¿Cómo afrontar la amaxofobia?

Cada persona sufre de amaxofobia por diferentes circunstancias y en diferente grado, por lo tanto cada paciente debe afrontar su miedo de la siguiente forma:

  1. Identificar las situaciones que provocan el miedo
  2. Jerarquizar las situaciones de acuerdo al nivel de angustia que provoquen
  3. Buscar alternativas para atacar el miedo
  4. Buscar ayuda profesional

Lo primero es identificar la causa del miedo, luego priorizar que nos causa mayor angustia, buscar alternativas para superar el miedo y si todo esto no es suficiente buscar la ayuda profesional.

Alternativas para atacar el miedo

Buscar alternativas que le ayuden a sobrellevar el estrés y el miedo como: escuchar música que lo tranquilice, conducir acompañado, conducir con las ventanas cerradas para lograr mayor concentración, conducir distancias cortas, evitar conducir si las condiciones climáticas no lo permiten y no olvide pensar siempre de una forma positiva así podrá enfrentar sus miedos.

Entradas relacionadas

Comentar