Alfa Romeo Sprint: el cupé deportivo de los 80

alfa romeo sprint clasico

En 2015 Alfa Romeo decidió recuperar la denominación "Sprint" para el Alfa Romeo Giulietta. ¿Sabía que esa denominación "Sprint" proviene de un auto mítico de la marca italiana?

Un deportivo producido desde 1976 que duró más de 13 años y fue uno de los reyes de la carretera en Europa y Australia: el Alfa Romeo Sprint.

Veamos la historia de este precioso clásico que te enamorará desde el primer momento.

Alfasud Sprint: el previo al Sprint original

En 1976 Alfa Romeo estaba en búsqueda y captura de fabricar un nuevo deportivo. Y la elección fue el Alfasud Sprint, un cupé de 3 puertas presentado en la Feria del Motor de Turín en noviembre del mismo año.

Fue diseñado por Giorgetto Giugiaro como una nueva versión del Alfa Romeo Alfsasud original. Las variantes fueron sobre todo exteriores y de motor, ya que el cuerpo y la "columna vertebral" del automóvil era casi la misma.

Fue montado con un motor de 4 cilindros y 1186 cc que era capaz de funcionar a 6.000 revoluciones por minuto. El aspecto era muy agresivo y aerodinámico, además de tener un interior oscuro y marrón muy glamouroso.

La evolución hacia el Alfa Romeo Sprint

En 1983, tras varias remodelaciones del Alfasud Sprint, la marca decidió remodelar el coche al completo. El Sprint recibió un lavado de cara impresionante por dentro y por fuera: nueva suspensión, nuevos frenos, nuevo motor y diseño más refinado.

El automóvil siguió recibiendo actualizaciones, sobre todo estéticas y de motor, desde 1983 hasta 1987. En ese año se realizó la última actualización con la versión Sprint 1.7 Quadrifoglio Verde, que era capaz de pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 9.3 segundos.

En 1987 dejaron de producirse tras venderse casi 117.000 vehículos en su larga vida. Fue uno de los cupés deportivos más vendidos de su época, fiable y habituales entre los más jóvenes.

Alfa Romeo GT: la resurrección del Alfa Romeo Sprint

En 2003 Alfa Romeo decidió "revivir" el Sprint creando un nuevo modelo inspirado en él llamado Alfa Romeo GT. Fue vendido desde ese año hasta 2003 y tuvo gran aceptación por ser un vehículo con un diseño deportivo pero elegante a la vez.

Era un coche capaz de ser conducido, sin prejuicios, por una persona de 22 años y por una de 50. Esa polivalencia estética, unida a un gran motor y fiabilidad, lo han convertido en uno de los mayores éxitos en cuanto a coches de gama media-alta de Alfa Romeo en los últimos años.

¿Le gustaría conducir un Alfa Romeo Sprint?

¿Qué le parece este clásico? ¿Le gustaría conducirlo? ¿O no es de su estilo? Coméntenos cuál es su vehículo clásico preferido y hablaremos de él en uno de nuestros futuros artículos.

Entradas relacionadas

Comentar