Airbag exteriores, la idea es proteger a los peatones

Hasta el momento sólo teníamos Airbags en el interior del vehículo. Estos sistemas estaban exclusivamente diseñados a reducir los movimientos de los ocupantes, protegerlos del impacto contra partes duras y como no, cubrirlos frente a piezas sueltas o cristales.

Las bolsas de aire se han consolidado como uno de los principales elementos para la seguridad vehicular, se ha demostrado que salvan vidas en caso de accidente. Ahora las marcas están experimentando implantando esta tecnología al exterior.

¿Cómo funciona un airbag exterior?

El funcionamiento del airbag exterior no es muy diferente al de las bolsas de aire convencionales. El vehículo cuenta con una serie de sensores que detectan que el impacto es inminente y detonan la bolsa para minimizar sus consecuencias.

Dicho así parece fácil: no hay más que coger los airbags tal cual han demostrado ser eficaces en el habitáculo y colocarlos en puntos estratégicos de la carrocería.

Pero sacar las bolsas de aire al exterior tiene una importante complicación que pasa por calcular con qué potencia y a qué velocidad máxima pueden explosionar para no hacer daños a los peatones.

Aseguran que la mejor solución debería poder absorber la mayor parte del impacto entre la carrocería y el peatón con la única meta de evitar el efecto rebote entre ambas partes. A una cierta velocidad, salir disparado para una persona sin ningún tipo de protección puede ser igual de peligroso que no llevar, por ejemplo, el cinturón de seguridad en el carro.

Volvo

En Volvo ya han desarrollado airbags enfocados a los peatones, implantado uno en el interior del capó de modo que, en un impacto de entre 20 a 50 km/h, el caminante verá reducido el riesgo de lesiones.

TRW

La empresa TRW ha decidido ir más allá y están desarrollando un airbag que podría cubrir por completo el vehículo en apenas unos milisegundos. El plazo para poder terminar este proyecto está puesto en cinco años y marcas como Seat están colaborando para obtener resultados eficientes, ya que este sistema debería aguantar condiciones meteorológicas variables y ser resistente a las humedades.

Seat

Seat sigue investigando y estudiando la mejor fórmula para implantar esta tecnología en sus vehículos. Uno de sus retos es la puesta a punto de esta tecnología, ofreciendo una respuesta eficiente a la pregunta ¿dónde se ubicarían los airbags exteriores? Este dispositivo de seguridad ocupa más espacio que los airbags interiores, con unos 200 litros de capacidad. Además, al estar más expuesto a los efectos exteriores, los airbags deben soportar la corrosión de la sal y los efectos negativos meteorológicos.

Otra alternativa que están explorando los proveedores también para minimizar el daño en impactos laterales del auto son los tubos de acero en el interior de las puertas. En caso de accidente estos dispositivos se inflan aumentando su diámetro y alejando el asiento de las puertas.

Entradas relacionadas

Comentar