Adiós a Niki Lauda, el hombre que sobrevive a las llamas

El mundo de la Fórmula 1 sufrió una dura pérdida el lunes por la noche con el fallecimiento de Niki Lauda, expiloto austríaco y tricampeón mundial que todavía tenía un gran papel en el campeonato de automovilismo actual.

Lauda fue uno de los padres de la escudería Mercedes, y era director no ejecutivo del equipo. El deporte llora al tricampeón mundial de F1 (1975, 77 y 84) que se salvó en un brutal accidente. La salud del austríaco estaba deteriorada. Tuvo trasplante de riñón en dos ocasiones: 1997 y 2005 que empujaron a un pronóstico desalentador y la familia terminó por confirmar la peor noticia: el legendario piloto, tres veces campeón del mundo de F1, quien salió vivo de las llamas y volvió a correr, quien recibió el año pasado un trasplante pulmonar, murió, la noche del lunes, a los 70 años. Adiós a la leyenda.

Biografía Lauda

Andreas Nikolaus Lauda (Viena, 22 de febrero de 1949-Zúrich, Suiza, 20 de mayo de 2019), más conocido como Niki Lauda, fue un piloto austriaco de automovilismo. Fue Campeón Mundial de Fórmula 1 en 1975, 1977 y 1984, subcampeón en 1976 y cuarto en 1974 y 1978. Su primera victoria fue en el Gran Premio de España de 1974, y la última en el Gran Premio de los Países Bajos de 1985.

El hombre que sobrevive a las llamas

En 1976, Lauda sufrió un grave accidente en el Gran Premio de Alemania que le produjo graves quemaduras que le dejaron marcas de por vida. Retirado temporalmente de las carreras, en 1978 fundó su propia compañía aérea, Lauda Air. Las deudas y una larga querella con la compañía Austrian Airlines lo obligaron a volver a la F1 en 1982. Se retiró definitivamente de la competición en 1985. Luego volvió a fundar o comprar compañías de aviación, entre ellas Niki. Además, comentó las carreras de Fórmula 1 para una cadena austro-alemana de televisión y fue asesor y accionista del Mercedes de Fórmula 1 hasta poco antes de su muerte.

El circuito de Nürburgring (Alemania) fue escenario del accidente espectacular, cuando el Ferrari que manejaba Lauda se estrelló contra los guarda choques en la curva Bergwerk. El auto se cubrió en llamas y, como si le hiciera falta una espectacularidad mayor, al volver hacia la pista, fue embestido por Brett Lunger. La escena fue desesperante: el italiano Arturo Merzario, junto a Guy Edwards y Harald Ertl, logró desabrocharle el cinturón de seguridad y rescatarlo. Lunger, quien tenía experiencia en primeros auxilios, logró asistirlo hasta la llegada de la ambulancia.

El espeluznante accidente y la veloz recuperación, apenas 42 días después volvía a correr, aunque Ferrari había contratado a Carlos Reutemann para reemplazarlo, siempre fue un recuerdo singular que el austríaco llegó a tomarse con humor.

Homenajes

Lewis Hamilton

Lewis Hamilton, quedó muy afectado por la muerte del austríaco, y expresó sus sentimientos en un emotivo mensaje en Instagram.

“Mi compañero, me cuesta creer que te hayas ido. Echaré de menos nuestras conversaciones, nuestras risas, los grandes abrazos después de ganar carreras juntos. Ha sido un verdadero honor trabajar a tu lado durante los últimos siete años. Ni siquiera habría formado parte de este equipo si no fuera por ti. Que Dios cuide de tu alma. Gracias por ser una luz brillante en mi vida. Siempre estaré aquí para tu familia si me necesitan Te quiero. Tú amigo para siempre, Lewis. Eres único. Te has ido demasiado pronto. Vives en nuestros corazones. Descansa en paz”, escribió Hamilton junto a varias fotografías en las que aparecen juntos.

Escudería Ferrari

La escudería Ferrari ha rendido un emotivo homenaje al fallecido piloto austríaco Niki Lauda, quien fue dos veces campeón de Fórmula 1 con la escudería italiana. En el Museo de Maranello, se han apagado todas las luces y dejaron iluminado el monoplaza Ferrari 312T con el que Lauda fue campeón del mundo en 1975.

Los visitantes que acuden a visitar las impresionantes instalaciones del Cavallino Rampante en la localidad de Maranello (Italia) se han encontrado la sala del museo, en la que se encuentran todos sus vehículos campeones, con una penumbra solo rota por los focos que a modo de homenaje iluminan el antiguo coche, con el que Niki Lauda logró su primer título.

Ni siquiera el horroroso accidente que lo desfiguró minó su voluntad de hierro. Ya había sido campeón mundial pero volvió milagrosamente a las pistas para ganar dos títulos más. Niki Lauda, la leyenda de la Fórmula Uno que murió este lunes a los 70 años, será siempre recordado por su accidente de 1976 en el circuito de Nuerburgring. Lauda recibió el apodo de "Fénix" por méritos propios: seis semanas después de haber recibido la extrema unción en la cama del hospital por su terrible accidente, tomó la salida en el Gran Premio de Italia bajo la sorpresa general a pesar de su sufrimiento y sus lesiones en la cara y en la cabeza. Luchó por el título hasta la última carrera con el británico James Hunt, finalmente coronado. Este duelo épico, revelador del coraje y de la voluntad fuera de lo normal del austríaco, fue llevado al cine en la película "Rush" (2013), del americano Ron Howard. Adiós al "Fenix", adiós a Niki Lauda.

Entradas relacionadas

Comentar