AC Cobra: un coche adelantado a su tiempo

ac cobra

Uno de los fabricantes perdidos a lo largo de la historia es AC Cars. Una marca que, a pesar de no ser exactamente una pionera en la fabricación de automóviles con chasis ligero, fue la que los puso de moda en todo el mundo.

Este automóvil deportivo fue una sensación espectacular entre los años 1961 y 1967, triunfando en competición y siendo una joya para cualquiera que pudiera conducirlo por las calles.

¿Quiere saber más sobre este auto que cambió la historia con su chasis ligero? Siga leyendo.

AC Cobra y Shelby: la unión perfecta

La marca de automóviles AC Cars no pasaba su mejor momento en los 60. Debido a que seguían usando motores muy antiguos, a que su producción no era la mejor y a que el resto de las marcas iban aumentando su cuota de mercado, parecía que estaba destinada a cerrar.

Sin embargo, Carroll Shelby (el famoso piloto y diseñador) decidió invertir en AC y dar un giro de 180 grados. Cambiaron los viejos motores Bristol de 6 cilindros por los Ford Zephyr y decidió crear un coche con su propio nombre. Un V8 con motores de Chevrolet y un chasis muy ligero.

Nace el Shelby Cobra

El resultado fue el AC Cobra o, como también es llamado en muchas ocasiones, Shelby Cobra. El nombre lo eligió el propio Shelby debido a un sueño que tuvo y el equipamiento fue un motor 221 ci Ford 8V (Chevrolet no quiso participar en el proyecto) y un chasis CSX2000.

Lo curioso es que todo fue producido y fabricado en Surrey, Inglaterra, por lo que los coches se tuvieron que enviar a Los Ángeles desmontados por piezas. Allí fue donde comenzaron los test y cuando Carroll Shelby pudo sacar el máximo partido a este modelo.

Un coche con demasiadas prestaciones

A pesar de que el AC Cobra fue un coche muy potente y con grandes triunfos en competición, fue un fracaso financiero. De hecho, el propio Shelby acabó denunciando a la marca por producir coches en EEUU sin su permiso, ganando la denuncia y obligando a AC a admitir (aunque fuera falso) que todos los AC eran producidos en Estados Unidos.

Se dice que su fracaso fue debido a que las prestaciones eran superiores a lo que pedía el mercado. Demasiado motor, demasiado chasis y un precio demasiado caro. De hecho, el AC Cobra alcanzaba tal velocidad (casi 300 km/h) que obligó a establecer límites de velocidad en Reino Unido.

En definitiva, se podría decir que el coche nació en la época equivocada o con el precio equivocado. Sus prestaciones fueron demasiado buenas para lo que el mercado requería, pero también se acabaron quedando cortas en competición a lo largo del tiempo.

¿Es usted un Cobra?

¿Es un fan de este modelo? ¿Conocía el AC Cobra? ¿Ha visto alguno en su vida? Es importante que no lo confunda con otros Shelby, ya que este piloto y diseñador ha corrido y trabajado con muchas marcas. Por ejemplo, con Mustang en la creación del famoso Ford Shelby Mustang que aparece en la película 60 segundos.

Entradas relacionadas

Comentar