24 Horas de Daytona 2019

Regresan las 24 Horas de Daytona o la Rolex 24 (nombre comercial). La cita está programada para el fin de semana desde el 26 hasta el 27 de enero y contara con la participación de varios pilotos reconocidos como Fernando Alonso, Simon Pagneaud, Juan Pablo Montoya, Rubens Barrichello, entre otros.

47 vehículos saldrán de la línea de meta en esta competición que dará inicio a la temporada 2019 del automovilismo en Estados Unidos. Dado que su primer evento data de 1966, las 24 horas de Daytona están considerados todo un clásico así como una de las pruebas más importantes del mundo de la resistencia.

Juan Pablo Montoya y Fernando Alonso estarán en las 24 horas de Daytona

El piloto colombiano y el español se perfilan entre los candidatos de la competencia que tendrá su edición número 57 y que comenzará este sábado. Alonso como figura estelar, al igual que la presencia ya confirmada del piloto colombiano Juan Pablo Montoya. El bogotano estará en la grilla de partida de la edición 57 que tendrá la participación de 179 pilotos en cuatro categorías diferentes.

En la principal categoría, la DPi (Daytona Prototype), correrá Montoya por la escudería Acura Team Penske, junto al piloto estadounidense Dane Cameron y el francés Simon Pagenaud y con el auto número seis. Mientras que Alonso, en su segunda vez en esta carrera, estrenará equipo, el Wayne Taylor Racing, junto al japonés Kamui Kobayashi, el estadounidense Jordan Taylor y el holandés Renger van der Zande.

El trazado de la pista

La carrera tiene lugar en uno de los grandes templos del motorsport, el Daytona International Speedway, en la costa atlántica de Florida. Un óvalo de grandes dimensiones que colinda con un aeropuerto internacional donde en apenas unas millas se concentran todos los clichés americanos.

Las 24 horas de Daytona hacen uso de prácticamente todo el óvalo, complementándolo con zonas reviradas por el interior el circuito hasta llegar a los 5,73 kilómetros por vuelta. Un trazado en el que pese a su aparente sencillez, permite apreciar diferencias entre pilotos convencionales y pilotos de gran talento sin que por ello los pilotos más amateur no puedan conseguir buenos resultados acompañados del equipo adecuado, motivo que le ha garantizado siempre una alta inscripción y su correspondiente buena popularidad.

Pilotos colombianos en pista

La edición número 57 de esta carrera contará con tres pilotos para representar al tricolor nacional. En la clase de Prototipos Daytona International (DPi) participará Juan Pablo Montoya, en un Acura ARX-05, junto a Dane Cameron y Simon Pagenaud. Además, también estará Juan Piedrahíta, quien formará equipo con Simon Trummer, Stephen Simpson y Chris Miller. Sebastián Saavedra competirá en la clase de Prototipos Le Mans (LMP2) a bordo de un Oreca 07. Asimismo, hará parte del equipo DragonSpeed con Roberto González, Pastor Maldonado y Ryan Cullen. Para destacar, la edición pasada contó con Gustavo Yacamán, quién condujo junto a Saavedra.

Fecha y horarios

Jueves 24

  • 16:20-17:05 – Entrenamientos libres 1
  • 19:30-20:25 – Entrenamientos libres 2
  • 21:35-21:50 – Clasificación GTD
  • 22:00-22:15 – Clasificación GTLM
  • 22:25-22:40 – Clasificación Prototype

Viernes 25

  • 01:00-02:30 – Entrenamientos nocturnos
  • 16:00-17:00 – Entrenamientos libres 4

Sábado 26

  • 20:35 – Carrera

Las categorías

En este 2019, 47 pilotos desafiarán las 24 Horas de Daytona. Los mismos se dividirán en cuatro clases, 23 de ellos lucharán en GT Daytona (GTD), 11 participarán en DPi, 9 correrán en Gran Turismo Le Mans (GTLM) y 4 estarán inscritos en la clase LMP2. Igualmente, es válido destacar que, en la presente edición, los vehículos DPi y los LMP2 competirán en categorías aparte.

Las categorías presentan uno de los mayores cambios respecto a la temporada 2018. IMSA ha decidido separar los vehículos participantes en lo que antiguamente se llamaba Prototype, en la que estaban presentes los Daytona Prototype International o DPi, y los Le Mans Prototype 2, o LMP2.

Como era de esperar, los DPi, que son básicamente vehículos de la categoría LMP2 con modificaciones que el reglamento europeo no permitiría, se hicieron inalcanzables para los LMP2 estándar (aunque irónicamente, el campeonato absoluto estuvo a punto de ser ganado por un LMP2). Por este motivo, IMSA decidió dotar a los LMP2 de su propia categoría, para que así pudieran luchar por una victoria. Así pues, los DPi en solitario pasan a ser la categoría absoluta, sin limitaciones en la elección de los pilotos, algo que ahora no puede decir LMP2, que adopta un formato Pro-Am.

Mientras en Le Mans se decidió estandarizar la categoría LMP2 hasta el punto de solo haber cuatro chasis elegibles, en América se optó por ser más flexibles para atraer a las marcas, naciendo así la categoría DPi, que a fin de cuentas son chasis de LMP2 personalizados, con obligatoria presencia de una marca, con más opciones de motor y ciertas libertades en la carrocería. En resumen, lo que debería ser la categoría LMP2, con participación de fabricantes, pero que el promotor de Le Mans no ha querido que sea.

En GT’s, se mantienen los GT Le Mans (GTLM) o GTE, vehículos derivados de serie conformes al reglamento de las 24 horas de Le Mans, y GT Daytona (GTD) o GT3, también derivados de serie y popularizados por los campeonatos de Stéphane Ratel. Los GTLM continúan siendo alineaciones completamente profesionales, sin limitaciones en la selección de pilotos, mientras que GTD mantiene el formato Pro-Am.

IMSA ha trabajado de forma incesante en la ‘Balance of Performance’, el ajuste artificial del rendimiento de los vehículos, que se hace especialmente tedioso en categorías de este tipo, con motores y carrocerías tan diferentes entre los distintos vehículos. El campeonato ha realizado ajustes de última hora, y no se descarta algún cambio más antes de carrera.

Entradas relacionadas

Comentar