Test Drive Kawasaki Mule PRO FXT 2016

Uno de los planes infaltables al visitar la Isla de San Andrés es el paseo alrededor de la isla, dentro de las posibilidades encontramos motos, carros de golf, automóviles, los Kawasaki y los Yamaha de cabina sencilla y de doble cabina denominados Mule o Mula.

¿Qué se puede encontrar alrededor de la isla? Desde el hermoso paisaje natural y de playa, hasta atractivos turísticos infaltables como la visita a la Cueva de Morgan y el característico Hoyo soplador (que solo se puede apreciar en algunas temporadas), un espectáculo natural cuando se puede apreciar. En este lugar podrá disfrutar del típico coctel Coco Loco.

Características técnicas Kawasaki Mule Pro FXT 2016

Aunque su uso en la playa es limitado tiene características para todoterreno, incluso cuenta con tracción en las cuatro ruedas. Consultando en diferentes lugares de internet la única información técnica del motor disponible es la del torque, dadas sus características de trabajo pesado.

Tren motriz Kawasaki Mule PRO FXT 2016

El Kawasaki Mule equipa un motor 4 tiempos, de 812 centímetros cúbicos, 3 cilindros, DOHC, refrigerado con líquido, tiene una transmisión variable continua (CVT) con marchas alta, baja, punto muerto y marcha atrás y freno mediante motor.

No pudimos levantarlo a más de 40 Km/hora, sin embargo se siente su gran fortaleza y cuando uno está de paseo no está con afanes.        Tiene un torque  de 65 Newton metro y no se puede obtener la potencia en la ficha técnica.

Estabilidad Kawasaki Mule PRO FXT 2016

Un vehículo muy estable en los diferentes terrenos, curvas, rectas pendientes, tiene una buena altura al piso. Afronta de forma adecuada curva, recta, pendiente en subida y bajada, buen desempeño en ciudad y carretera. La probamos en una destapada suave, no la llevamos al límite pero responde muy bien a las irregularidades.

Lástima que no la pudimos ensayar en la playa o la arena y nuestro recorrido se vio un poco truncado por las restricciones que había en la isla por el paso del Huracán Otto y a pesar de todo fue posible pasar por diferentes sitios.

Un vehículo aplomado que es fácil de conducir, se siente pesado para tomar un poco las curvas para mantenerse siempre estable.

Exterior Kawasaki Mule PRO FXT

Exterior Kawasaki Mule PRO FXT no es un auto robusto que sirve para la recreación de los turistas, cuenta con capacidad para 6 pasajeros, 3 adelante y 3 atrás, dependiendo de la legislación vigente. Tiene un largo total de 3.386 metros, mide 1.626 metros de ancho, 1.971 metros de alto, tiene una capacidad de carga de 748 kilogramos y una capacidad de arrastre de 907 kilogramos.

El chasis es en tubo de acero en forma de chasis escalera y estructura antivuelco ROPS que cumple los requisitos de rendimiento de la norma ISO 3471.

En  cuanto a diseño es muy rígido, las curvas son similares a las de un campero, con pocos detalles fluidos, la carrocería es en materiales plásticos, las puertas son plásticas, es vehículo que no está provisto de vidrios, está completamente descubierto, sí cuenta con un techo ligero para proteger los ocupantes de la lluvia.

Cuenta con sus respectivas farolas circulares selladas, luces LED auxiliares, paragolpes de color negro que recubre las unidades. Se destacan sus llantas para todo terreno 26 X9 rin 12 aunque vimos muchos autos en la isla con llantas para automóvil.

La suspensión delantera y trasera son de doble tijera o doble brazo de suspensión, amortiguador, rotula y barras estabilizadoras.

Todo en el exterior es básico, no trae espejos retrovisores y tampoco luces direccionales por lo tanto debemos estar muy atentos por las vías que transitemos.

Seguridad Kawasaki Mule PRO FXT 2016

La seguridad es reducida, no es un vehículo para transitar a altas velocidades, no trae airbag, no trae ABS. Trae una estructura antivuelco para tractores y  cinturones de seguridad de tres puntos para todos los asientos.

Habitabilidad e Interior Kawasaki Mule PRO FXT 2016

El interior es bastante sencillo, dos asientos tipo butaca para tres ocupantes cada uno, en la parte delantera, con espuma recubiertas en material sintético lavable, los pisos son plásticos, todo especialmente diseñado para el trabajo pesado.

El tablero de abordo se encuentra en la parte central, con un pequeño tablero de instrumentos digital que incluye un velocímetro digital, indicador de nivel de combustible, odómetro, cronómetro, reloj, dos contadores parciales de kilometraje, indicador de tracción 2x4/4x4, indicadores de advertencia de temperatura de agua, de presión de aceite y de inyección de combustible, advertencia de correa de transmisión CVT y EPS e indicadores de punto muerto, reversa.

A la izquierda encontramos el freno de estacionamiento, bocina y lámparas de recordatorio para el uso del cinturón de seguridad. En la parte central encontramos la palanca de la transmisión donde encontramos L, H, N, R, en la parte superior los botones de activación de las luces y la doble tracción. Un compartimiento central, dos portavasos laterales y dos conectores de 12 voltios.

El confort no es el mejor pero igual es un vehículo muy divertido para actividades recreativas y para el trabajo pesado en la parte rural.

Veredicto

No es un automóvil deportivo de alta velocidad pero es ideal para conocer nuestra hermosa Isla de San Andrés. La unidad que ensayamos la alquilamos, existe una gran oferta de este tipo de vehículos, que incluye carros de golf, motos y estas conocidas mulas. El valor del alquiler varía desde los $40.000 (US$12.7) la hora o $200.000 (US$79) el día, se lo entregan con un cuarto de tanque de combustible y tiene que entregarlo en el mismo nivel de combustible y el galón de gasolina en la isla está en aproximadamente $10.000 (US$3), eso a precio de hoy 30 de noviembre de 2016.

Muy fácil de conducir, cualquier persona así no tenga pase puede conducirlo, la transmisión CVT ayuda para que el auto se desenvuelva en el camino, tiene un buen radio de giro y permite maniobrar fácilmente, no es el más rápido no pasaba de los 40 km/h, sin embargo es muy divertido, uno de los planes infaltables al ir a la isla.

En otra oportunidad alquilamos un carro de golf pero comparándolo con el Mule es mucho más fuerte y se puede dar la vuelta a San Andrés en menos tiempo. Es mucho más amplio y cómodo que el carro de golf.Dentro de la oferta de la Isla también está el de cabina sencilla.

Echamos de menos

Echamos de menos el radio aunque con el sonido del viento y del mar no es necesario. Hacen falta asistentes de seguridad, elementos de seguridad pasiva, pues a pesar de que el auto no transita a mucha velocidad si se hace necesario un sistema complementario.

Echamos de menos los espejos y las luces direccionales que son indispensables para poder transitar de forma segura.

Video

Entradas relacionadas

Comentar