¿Qué es la dirección asistida y la dirección hidráulica?

Por el uso de neumáticos de baja presión y gran superficie de contacto, maniobrar en el volante la dirección para orientar las ruedas se hace complicado, en especial con el vehículo parado. Como no interesa alcanzar o sobrepasar cierto límite de desmultiplicación, porque el vehículo pierde en exceso sensibilidad en la dirección, se recurre a la asistencia de la dirección, la cual otorga una enorme ayuda al conductor al realizar maniobras y, además, permite una menor desmultiplicación, ganando así sensibilidad en el manejo y la posibilidad de aplicar volantes de radio más chicos.

La dirección asistida se trata de acoplar un mecanismo de dirección simple, un circuito de asistencia conocido como servomando. Este circuito se acciona por el vacío de la admisión o de una bomba de vacío, por la fuerza hidráulica de una bomba hidráulica, el aire comprimido de un compresor que también funciona para accionar los frenos y también puede ser asistido por un motor eléctrico.

Por su parte, la dirección hidráulica es uno de los avances tecnológicos más importantes que han ocurrido en la historia automotriz. La principal ventaja que tiene este sistema es que el conductor no tiene que realizar mucha fuerza sobre el volante para que este funcione como lo desee, permitiéndole reaccionar ante imprevistos y efectuar con mayor facilidad maniobras a poca velocidad.

El sistema de dirección hidráulica funciona gracias a una bomba, que presiona con un fluido líquido que envía mediante tubos y mangueras hacia la caja de dirección. En su interior, hay sellos que al recibir esta presión impulsan a las varillas de acoplamiento que unen a las ruedas con la caja de dirección. Esto se activa únicamente cuando el motor del vehículo se encuentra encendido.

Y si bien los fabricantes le dan distintos nombres, el funcionamiento de la dirección asistida y la dirección hidráulica es el mismo aunque hay algunas diferencias notorias que se pueden destacar.

  • Las direcciones hidráulicas comunes tienen un mayor control a altas velocidades, pero demandan un mayor esfuerzo a la hora de mover el vehículo a velocidades menores a 15 km/h o al estacionarse.
  • Mientras que la dirección asistida trabaja con la fuerza que emplea el conductor al momento de girar el volante, la dirección hidráulica se mueve también por la fuerza del conductor, pero recibe una gran ayuda por parte del sistema del vehículo. De todos modos, en ambos casos, tienen asistencia de un sistema para funcionar, diferenciándose de la dirección mecánica que depende sólo de la fuerza ejercida por el conductor.
  • La dirección asistida tiene otros tipos:

Dirección asistida dependiente de la velocidad: aquí el control depende de la velocidad en la dirección, lo que incrementa el confort, la maniobrabilidad y la seguridad del conductor. En las maniobras de bajas velocidades alcanza su máximo potencial, ya que hace al vehículo fácil de controlar. Pero, a medida que se eleva la velocidad, el grado de asistencia se reduce gradualmente por el sistema. Así, el conductor puede controlar el vehículo a grandes velocidades y mantenerlo en el carril con una mayor presión que con un sistema de dirección asistida convencional.

Dirección asistida electromecánica: es un sistema eléctrico que se activa sólo cuando es necesario y no cuenta con componentes hidráulicos. La diferencia con la dirección hidráulica y este sistema, es que los vehículos equipados con dirección asistida electromecánica se benefician de tener un menor consumo de combustible y de nuevas funciones de seguridad y confort. La sensación de dirección alrededor del punto central mejora al tener un retorno activo del volante a su punto central, mientras que la compensación de viento de costado le sirve de ayuda al conductor cuando circula con el viento de costado constante o en una superficie de calzada inclinada hacia un costado.

Dirección asistida electrohidráulica: es un sistema basado en el de dirección asistida hidráulica con la diferencia de que entre ambos está el accionamiento de la bomba hidráulica que genera la presión que necesita la dirección asistida. En el caso de esta dirección, la bomba se acciona por un motor eléctrico en el cual el funcionamiento se adapta al nivel de dirección asistida requerido. Cuando el vehículo circula a bajas velocidades o está parado, se incrementa el ritmo de bombeo de la bomba hidráulica para poder proporcionar un alto nivel de dirección asistida. Cuando se circula a altas velocidades, se reduce la velocidad de la bomba porque no se requiere asistencia.

Entradas relacionadas

Comentar

2 Opiniones
  1. Fernando salazar dice:

    Ademas de entretenido es utilísimo y claro cada uno de sus artículos. Felicitaciones por tan variada serie de comentarios y aplicaciones para quienes tenemos vehiculos en Colombia .