El volante de la Fórmula 1

Los monoplazas de la Fórmula 1 tienen una dirección asistida que reduce la fuerza que se transmite por medio del volante. Esto permite a los diseñadores reducir el tamaño del volante, logrando que sean la mitad del diámetro del volante de un auto comercial.

El volante es uno de esos componentes que pasan desapercibidos; hasta hace poco se empezó a incorporar funciones de confort en los automóviles de calle (control radio, control de crucero, comandos de voz, etc.).

Volante de Fórmula 1

El volante es un componente que en la actualidad pesa tan solo 2 kilogramos y puede manejar diferentes funciones que cambian el comportamiento del auto. Son fabricados a mano en fibra de carbono y pueden llegar a costar 50.000 dólares aproximadamente. Se diseñan en conjunto entre el piloto y la escudería.

Desde la llegada del sistema KERS los volantes de  Fórmula 1 se han modificado y se han agregado más funciones que los pilotos deben manipular aun cuando vayan a 300 km/h.

El diseño del volante se ajusta a los requerimientos del auto y de cada piloto, por tanto los botones pueden ir en diferentes posiciones y los colores varían. Sin embargo algunas variables y funciones en general son las mismas.

Desde el año 2014 los volantes tienen una pantalla de LCD de 4,3 pulgadas que incorporó el Grupo Mc Laren denominado PCU-8D. Desde aquí el piloto puede ver datos sobre: velocidad, cambios, temperatura, el KERS y las revoluciones por minuto; también puede recibir información importante desde los pits de su equipo. Cada piloto puede configurar las funciones que tendrán en la pantalla principal. No todas las escuderías la utilizan, pero la tendencia general es que todos la incorporan en  los volantes actuales.

Características del volante de la Fórmula 1

Los volantes de Fórmula 1 vienen con una serie de botones y luces que por lo general controlan e indican diferentes funciones como los cambios de marcha y las banderas amarillas, rojas o azules cuando se muestran en pista.

En la parte posterior del volante se encuentran las palancas de cambios de marcha, los cuales desde hace algunos años son semiautomáticos por lo que no es necesario el uso del embrague como en los autos manuales que conocemos. Al mover la palanca del  lado derecho del volante, los pilotos cambian a una marcha superior para alcanzar mayor velocidad y con la del lado izquierdo las disminuyen al llegar a puntos de frenada. La mayoría de los monoplazas cuentan con 8 velocidades. Los autos de Fórmula 1 no tienen botón o palanca para reversa, se engrana presionando el botón de Neutro y empujando hacia abajo la palanca de cambios durante más de medio segundo.

Funciones que encontramos en el volante de Fórmula 1

Dentro de las funciones más comunes encontramos los botones de neutro, botón  para transferir aceite del tanque auxiliar al principal, la activación del DRS, el limitador de velocidad del Pit Lane (80 km/hr), el de subir las revoluciones para hacer adelantamientos o el radio para estar en contacto con el pitwall.

Por otro lado están los switch o interruptores giratorios, con los que controlan funciones que pueden seleccionarse entre varias opciones. Algunos son específicos como el interruptor que regula el balance de los frenos, la mezcla de gasolina o el de llantas con el cual le indican al ECU el compuesto que porta el auto en ese momento (blando, duro, etc.). Otros son multifuncionales y dependiendo de la posición en la que se encuentre la perilla es el aspecto del auto que se puede manipular.

El sistema de KERS se controla desde el volante, ya sea con botones o perillas; los pilotos pueden decidir en qué momento activan la recuperación de la energía y en qué momento la liberan, usándola por lo general en los momentos de rebases o para acercarse a alguno otro monoplaza.

Según el reglamento de competición, el piloto tiene que ser capaz de salir del cockpit en cinco segundos removiendo únicamente el volante, por lo que es vital que se pueda desconectar con facilidad.

Como vemos el volante de un F1 no solo sirve para dirigir el auto, tiene múltiples funciones que controlan las diferentes variables del monoplaza es la comunicación directa del piloto y los ingenieros con todos los que intervienen en el desempeño del auto.

Entradas relacionadas

Comentar