Curiosidades de un auto de Formula 1

La Fórmula 1 es denominada la categoría reina del automovilismo, es la competencia más popular del automovilismo internacional. Fue muy atractiva para los colombianos mientras estuvo Juan Pablo Montoya corriendo en estas pistas y perdió  su atractivo a nivel mundial luego de que el “Káiser” Michael Schumacher abandonara las pistas tras su grave accidente esquiando en los alpes franceses.

Sin embargo los monoplazas cuentan con la última tecnología disponible y muchos quisiéramos saber algunos datos técnicos y curiosidades sobre ellos, bueno pues esta es la oportunidad de conocer algunos datos curiosos de los autos de Formula 1.

Datos curiosos

  1. El motor cuenta con unas 5.000 partes de las cuales 1.500 son elementos móviles.
  2. El motor puede producir alrededor de 800 caballos de potencia y alcanzar las 20.000 revoluciones (antes de que fueran limitados podían producir alrededor de 1000 hp).
  3. En la actualidad, todos los motores de Fórmula 1 son capaces de producir alrededor de 720 hp en 8 cilindros en una distribución en V de 90° limitados a 19.000 rpm.
  4. Los motores están construidos sobre una base de aleación de aluminio, debido a la combinación de su relativa ligereza y elevada resistencia. Otros materiales más avanzados (materiales compuestos, súper aleaciones) seguramente podrían ofrecer más ligereza, pero para limitar costes, la FIA ha prohibido los materiales no ferrosos.
  5. Los motores producen alrededor de 1.750 kw por minuto, tal cantidad de calor debe ser expulsada del monoplaza de alguna manera, normalmente se libera a la atmósfera a través de los radiadores y el escape que puede alcanzar temperaturas de hasta 550°C. Consumen unos 75 litros los 100 km. No obstante un motor de Fórmula 1 es un 20% más eficiente que el de un utilitario.
  6. Por lo que se refiere a la fiabilidad y durabilidad del motor, en cada temporada estos tienen que durar un número de grandes premios determinados (según la normativa de dicha temporada), si no es así, el piloto es penalizado acorde con las normas de la FIA.
  7. A máximo régimen de giro (unas 18.000 rpm), el motor de un Fórmula 1 consume 0,4 kilogramos de aire por segundo. 24 kilos de aire por minuto, una cantidad de aire suficiente para inflar 600 globos.
  8. Los gases de escape que emana por su parte trasera están a una temperatura de entre 950 y 1.000 ºC. Los escapes están sin silenciar y producen un sonido atronador en directo. La temperatura a la que los gases de escape se evacúan es suficiente para fundir aluminio.
  9. Las cajas de cambio de los automóviles de Fórmula 1 deben soportar entre 2.500 y 4.000 cambios de marcha en un Gran Premio. Son cajas secuenciales con cambios de marcha virtualmente inexistentes.
  10. En Grandes Premios como el de Canadá los pilotos cambian de marcha en promedio una vez cada 1,3 segundos. Imaginad algo así con un auto manual.
  11. La lubricación de un motor sometido a un régimen de giro elevadísimo y enormes fuerzas G es muy importante.
  12. Siete bombas de aceite hacen fluir el aceite por el motor, evitando una falta de lubricación que destrozaría el propulsor en segundos. Siete bombas tan eficientes que consumen la misma energía que un bombillo doméstico. El groso de la capa de aceite que lubrica los cilindros es de solamente 20 μm, la mitad de delgado que el pelo humano más fino.
  13. El sistema de adquisición de datos de un Fórmula 1 tiene unos 250 canales, 250 variables que se monitorizan simultáneamente por el equipo desde su box. En caso de ser necesario, dichos 250 canales pueden registrar información 1.000 veces por segundo, lo que generaría más de 1.000 millones de datos durante cualquier carrera.
  14. A 330 km/h el monoplaza se pega al asfalto con una fuerza equivalente a 2,5 toneladas. Una carga aerodinámica casi cinco veces superior al su peso, y se logra gracias a horas y horas de trabajo en el túnel de viento.
  15. El espacio disponible entre el monoplaza y el suelo es muy reducido. Incluso a velocidades medias es de entre 10 y 50 mm (1 cm y 5 cm). En los momentos más cercanos al suelo el espacio entre el carro y el asfalto impediría deslizar un smartphone bajo el vehículo.
  16. Durante una frenada de máxima intensidad, los frenos carbonocerámicos de un F1 hacen que el piloto sienta en vivo una desaceleración de 5g (cinco veces su peso). En curva pueden generarse hasta 4g. Un deportivo como el Chevrolet Corvette Stingray genera poco más de 1g en curva, y un automóvil convencional ronda 1g en la frenada más intensa de la que es capaz.

Entradas relacionadas

Comentar